PUBLICIDAD

La abundancia de ApoE ralentiza la curación de fracturas en mayores

Las personas mayores tienen más elevados los niveles de la Apolipoproteína E, una proteína relacionada con el alzhéimer que parece tener un efecto ralentizador en la reconstrucción de las fracturas óseas.
Escrito por: Natalia Castejón

27/09/2019

Fractura ósea en personas mayores

Con la edad los huesos se van debilitando, dificultando la curación de fracturas ante, por ejemplo, una caída. Una nueva investigación realizada por científicos de la Universidad de Duke (EE.UU.) ha encontrado una posible causa de este factor en algunas personas mayores, y es que a medida que se cumplen años aumentan los niveles de una proteína que podría hacer más lenta la reestructuración ósea.

La proteína de la que hablamos es la Apolipoproteína E (ApoE) –asociada al alzhéimer y a la aterosclerosis– que según este estudio, publicado en la revista JCI Insight, se presenta a niveles más elevados en las personas mayores y se ha relacionado a una peor y más lenta curación de las fracturas de los huesos.

Las personas entre 75 y 85 años mostraron el doble de cantidad de ApoE en la sangre que los que tenían entre 35 y 45 años

En el trabajo se realizaron pruebas tanto en individuos como en ratones, y se encontró que los humanos de entre 75 y 85 años tenían el doble de ApoE en la sangre que los que se encontraban en la franja de entre 35 y 45 años, lo mismo que ocurría en los roedores de 24 meses y cuatro meses, edades equivalentes a las de las personas.

¿Cómo se cura un hueso roto?

El proceso de curación de los huesos pasa por varias fases, en primer lugar, cuando se produce una fractura se hace un llamamiento por el torrente sanguíneo para que acudan las células encargadas de repararlo. Algunas de las que suele acudir a esta alerta son las células madre esqueléticas, que una vez que llegan colocan cartílago alrededor de la rotura para que no se desplace el hueso y se mantenga unido.

Las células de construcción ósea llegan más tarde y depositan células maduradas en osteoblastos en la capa de cartílago creada anteriormente. Por último, y después de un tiempo, llega otro tipo de célula que acaba con el cartílago y los osteoblastos anteriores y rellena los huecos de material óseo, reparando por completo la rotura.

La reparación de huesos en los mayores

Esto es lo que ocurriría en condiciones normales, sin embargo, en las personas mayores no suele darse así. Lo que encontraron los investigadores cuando realizaron este trabajo es que, si agregaban ApoE en una placa de Petri con células madre esqueléticas, estas últimas desarrollaban menos osteoblastos y eran menos capaces de reconstruir los huesos que si los niveles de la proteína eran normales.

En la búsqueda de un tratamiento efectivo contra los niveles elevados de ApoE, los autores inyectaron un virus en ratones que evitó que produjeran esta proteína, lo que hizo que sus niveles descendieran un 75% y el tejido óseo fuera una vez y media más fuerte que la de aquellos roedores que no habían recibido el fármaco.

Gurpreet Baht, uno de los autores, ha declarado que cuando se redujo los niveles de ApoE el envejecimiento óseo se revirtió y que no solo se curaron más rápidos los huesos, sino que también tenían una estructura más sólida. Todavía se necesita hacer más estudios al respecto, pues si las personas redujesen permanentemente los niveles de esta proteína podría haber problemas en el procesado de las grasas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD