PUBLICIDAD

Tercera edad
Centros de día
Los centros de día son una gran oportunidad de socialización, entretenimiento y cuidado profesional para las personas mayores. Te contamos cómo funcionan y qué tipo de actividades ofrecen y cómo elegir el tuyo.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Servicios y actividades que ofrecen los centros de día para mayores

Personas mayores hacen gimnasia con su monitora

En los centros de día se pueden realizar numerosas actividades, dirigidas por monitores de ocio, tiempo libre y actividades físicas.

Los centros de día para mayores cuentan con una plantilla variada, que les permite ofertar unos servicios y actividades muy diferentes. Se trata de personal médico -doctores, enfermeros y auxiliares-, trabajadores sociales, asistentes sociales, fisioterapeutas, animadores socioculturales, y monitores de ocio, tiempo libre y actividades físicas. Dependiendo del centro se pueden disponer de acuerdos con asociaciones u otro tipo de personal como podólogos, personal de cafetería, peluquero, etcétera.

Lógicamente, esta diversidad de profesionales está relacionada con los servicios que ofrece el centro de día. En la gran mayoría se pueden encontrar el acogimiento, la higiene personal, la atención social (individual, familiar, grupal y comunitaria). Además, también es común la atención a la salud en los ámbitos médico, psicológico, de enfermería, de terapia ocupacional, y de rehabilitación. Por otro lado, es habitual encontrarse con comedor y transporte adaptado.

Tipos de actividades en los centros de día

Las actividades más frecuentes que suele haber en los centros de día para mayores se pueden catalogar en varios grupos:

  • Culturales. Abarcan una serie de opciones que van desde los cine fórum, los recitales de poesía, las exposiciones tanto ajenas como propias con creaciones de los usuarios del centro, concursos literarios y de canciones, visitas a museos y a otros sitios de interés, hasta la participación en medios de comunicación -incluso teniendo una tirada propia de periódicos o una pequeña emisora de radio-. Sin embargo, lo más habitual son las conferencias sobre temas que pueden resultar de interés para las personas mayores: prevención de la enfermedades, consejos de hábitos de vida saludable, nutrición, o cómo vivir o convivir con diferentes enfermedades como el alzhéimer o el párkinson.
  • Recreativas. Aquí se encuentran actividades que se pueden denominar de interior, como son los juegos de cartas, el dominó, el parchís, el ajedrez y las damas, o el bingo. Además, hay otras como los bailes de salón, las celebraciones de fiestas (Feria de Abril, Navidad…), la actuación en representaciones teatrales, el yoga, o el tai-chi, las manualidades -que contribuyen a que no se pierdan habilidades como la motricidad fina o la coordinación óculo-manual-, y los talleres de cocina, donde realizan habitualmente repostería.

Dentro de las de interior, cada vez está más extendido el uso activo de la informática y de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías. Existen muchos blogs de personas que cuentan su experiencia o regalan la sabiduría acumulada por tantos años vividos; otros utilizan este recurso para aprender cada día algo nuevo, agilizar la mente y mejorar la memoria; y también hay quienes optan por jugar a la Wii y mantenerse en forma.

Existen también actividades recreativas de exterior, como son las excursiones, los viajes organizados, los juegos al aire libre como los bolos o la petanca, la gimnasia –aunque puede ser de interior, se prefiere realizarla en el jardín si el tiempo lo permite–, el senderismo, cuidar y mantener un huerto, etcétera.

  • Específicas. Puntualmente se imparten talleres en los centros de día en los que se profundiza en alguna de las actividades habituales o en una parte de las mismas (por ejemplo, sólo un tipo de baile, o cocina con un ingrediente de temporada). Asimismo, hay talleres específicos como los de musicoterapia, risoterapia, papiroflexia y globoflexia, para trabajar la memoria, para aprender técnicas de relajación, de psicomotricidad…

¿Existen alternativas especialmente dirigidas a personas con problemas de salud? A eso nos contesta Roberto Rodríguez, director de comunicación, marketing y relaciones institucionales de Grupo Amma, que afirma que “se realizan actividades enfocadas al estado de salud de cada usuario, a través de un plan de atención individualizado. Se trabaja, por ejemplo, desde el campo de la fisioterapia y también desde la psicología”.

Actualizado: 4 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD