PUBLICIDAD

Delirios y alucinaciones en los mayores
Los adultos mayores pueden sufrir episodios de delirios y alucinaciones que, de no tratarse, empeoran su calidad de vida. Te explicamos sus causas, cómo identificarlos, y qué puedes hacer para ayudar a un familiar afectado.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Por qué sufren delirios y alucinaciones las personas mayores

Por norma general la causa de los delirios se encuentra en el padecimiento de un problema mental o psicológico, como es la demencia, la esquizofrenia, el alzhéimer, la depresión, un trastorno paranoide, o un trastorno maniático. Y también pueden surgir como consecuencia del consumo de drogas y alcohol, así como asociados a la toma de ciertos medicamentos.  

En las personas mayores los delirios también suelen estar relacionados con:

Es por ello que un adulto mayor que aparentemente no tiene problemas psicológicos o mentales puede presentar un estado de confusión ante un acontecimiento concreto, ya que el paso de los años conlleva que ciertas conexiones mentales se vean afectadas y, por tanto, sea más propenso a la desorientación ante ciertos cambios en su vida.

En el caso de que dicho estado continúe en el tiempo, o se vuelva a repetir, debe ser tratado por un especialista en psicogeriatría o un neurólogo porque puede ser el comienzo de una demencia. Además, las personas que ya han sufrido algún delirio, suelen ser más propensas a padecer una enfermedad neurodegenerativa al cabo de los años.

Junto con los delirios, pueden aparecer también alucinaciones, que surgen como consecuencia de la propia confusión mental que está experimentando el anciano en ese momento, o ser un síntoma psicótico originado por una enfermedad mental. Si el estado del mayor no mejora con medidas no farmacológicas, y las alucinaciones están provocando un estado de continuo sufrimiento, será necesario tratarlas con fármacos.

Actualizado: 22 de Marzo de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD