PUBLICIDAD

Bebés y niños
Flipped Classroom
El modelo pedagógico Flipped Classroom (aula invertida) propone que los alumnos preparen las lecciones fuera de clase, e interactúen en el aula para debatir las ideas, apoyándose en las nuevas tecnologías.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Qué es Flipped Classroom

Flipped Classroom

En clase, los alumnos realizan actividades participativas, apoyándose mucho en las nuevas tecnologías y con un profesor que actúa de guía.

La educación del siglo XXI está cambiando considerablemente: Método Montessori, Design Thinking (Método del Caso), Aprendizaje Basado en Retos (ABR), Método Waldorf, ScienceLab, Método Fontán…, son solo algunos ejemplos de nuevas tendencias educativas; entre ellas también se encuentra la Flipped Classroom (clase invertida), que está bastante en auge.

El Flipped Classroom es un método de enseñanza que, como su nombre indica, consiste en dar la vuelta a lo que se venía haciendo hasta ahora, invirtiendo el sistema educativo tradicional. Propone que los alumnos estudien y preparen las lecciones fuera de clase, accediendo en casa a los contenidos de las asignaturas, para que luego en el aula sea donde hagan los deberes, y puedan interactuar y realizar actividades más participativas, analizar las ideas, debatir entre ellos… Todo ello apoyándose mucho en las nuevas tecnologías y con un profesor que actúa de guía.

Raúl Santiago Campión, profesor de la Universidad de La Rioja y miembro del proyecto The Flipped Classroom, opina que “ya no hace falta que el profesor ‘explique’ todos los contenidos a todos los alumnos, todos los días, siguiendo un orden establecido. Hagamos que el alumno pase a ser protagonista en la creación y en la selección de los contenidos. Y que muchos de estos procesos que tradicionalmente se hacen en el aula, se hagan en casa en forma de ‘microtareas’ motivantes que permitan que el alumno vaya a clase capacitado para hacer cosas verdaderamente significativas, y que supongan un aprovechamiento del tiempo en el aula”.

Origen del Flipped Classroom

Los impulsores de esta nueva forma de ver la enseñanza son los profesores norteamericanos Jon Bergmann y Aaron Sams, aunque ya la están experimentando muchos docentes a nivel mundial, tanto en los diversos ciclos formativos, como en las distintas asignaturas. Una de las escuelas pioneras en flippear por completo la enseñanza fue la norteamericana Clintondale High School, pero ya hay muchas más experiencias en países europeos como Italia o Francia, y en numerosos países hispanoamericanos como México o Argentina. En España, el centro San Gabriel en Zuera (Zaragoza) se considera el primer colegio flipped.

Además, proyectos como la red Flipped Learning; una organización sin ánimo de lucro que provee de recursos e investigación al aprendizaje flipped; o eventos como el Congreso Europeo Flipped Classroom están consiguiendo dar mayor entidad a este modelo educativo.

Sin embargo, el profesor Santiago Campión, miembro del proyecto The Flipped Classroom, reclama que aún queda mucho por recorrer: “los propios profesores deben ser los primeros que se lo crean y lo pongan en práctica en las aulas. Muchas veces tienen que convencer a los alumnos, porque ellos también están acostumbrados a recibir una enseñanza muy instruccional, muy poco interactiva…, y a las familias. Habría que lograr que sea un proyecto institucional a lo largo de la vida académica del niño”. 

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

83,2%
de los niños de 13 años tiene teléfono móvil
'Fuente: 'Instituto Nacional de Estadística (INE)''