PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Síndrome de la clase turista
La combinación de falta de espacio y de movilidad, deshidratación, y otros factores predisponentes del síndrome de la clase turista, puede hacer que un viaje largo pase de ser una tortura, a un problema mayor: una trombosis.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Cómo prevenir el síndrome de la clase turista

Mujer con calzado y ropa cómoda para embarcar en un avión

Utilizar calzado y ropa cómodo antes de embarcar en un avión son claves para evitar el síndrome de la clase turista.

Aunque el síndrome de la clase turista afecte principalmente a las personas con factores de riesgo relacionados con algún problema circulatorio, como las varices, o un trastorno de la coagulación de la sangre (con aumento excesivo de los hematíes o plaquetas), todos debemos tomar precauciones para prevenir su aparición:

  • Consulta a tu médico antes de emprender el viaje si tienes factores de riesgo. Existen medicamentos que podría recetarte para prevenir este tipo de trastornos.
  • Ponte siempre ropa y calzado cómodos para viajar, sobre todo que no te aprieten.
  • Pasea cada una o dos horas si es posible o, por lo menos, levántate del asiento y camina un poco.
  • Bebe pequeñas cantidades de agua a lo largo de todo el vuelo para prevenir la deshidratación, y evita tomar alcohol o sedantes.
  • Realiza círculos con los tobillos: girando uno en el sentido de las agujas del reloj y el otro al contrario, con la punta de los pies en el suelo y los talones alzados.
  • Haz flexiones de pies, apoyando el talón en el suelo y levantando la punta hacia arriba.
  • Levanta la rodilla: con la espalda apoyada sobre el respaldo sube una de las piernas a media altura con la rodilla flexionada, al mismo tiempo que contraes el muslo. Baja la pierna relajando el músculo y repite el ejercicio con la otra pierna.
  • Elige los asientos cercanos al pasillo siempre que te sea posible, de esa manera te será más sencillo estirar las piernas de vez en cuando.
  • Evita las bebidas alcohólicas, tranquilizantes o somníferos, ya que no son buenos amigos de este problema.
  • Si eres un paciente del grupo de riesgo, consulta con tu médico la necesidad de usar medias de compresión a medida.

Actualizado: 17 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

7
de cada diez envases de vidrio que se consumen en España se reciclan
'Fuente: 'Ecovidrio''

PUBLICIDAD