PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Drenaje linfático, un aliado de tu salud y belleza
El drenaje linfático tiene como principal objetivo contribuir a que el organismo pueda protegerse mejor y a que elimine de una manera más efectiva los desechos que origina de forma natural. Conócelo.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

Beneficios del drenaje linfático

Beneficios del drenaje linfático

El principal beneficio del drenaje linfático es que ayuda al organismo a eliminar de forma más efectiva los desechos que origina.

Los beneficios del drenaje linfático son numerosos y, como hemos detallado en los apartados anteriores, este tipo de tratamiento favorece tanto la salud como la belleza. El drenaje linfático tiene como principal objetivo contribuir a que el organismo pueda protegerse mejor y a que elimine de una manera más efectiva los desechos que origina de forma natural.

No obstante, los efectos del drenaje linfático son más completos, según explica el Instituto Superior de Medicinas Tradicionales de Barcelona (ISMET). Además del propio trabajo drenante, que también consigue una vasoconstricción de los capilares sanguíneos, los movimientos que se producen durante el tratamiento tienen también un efecto sedante, por lo que es ideal para las personas que sufren estrés o ansiedad e, incluso, para aquellas que atraviesan procesos agudos de dolor. Precisamente ese trabajo que se realiza en todo el cuerpo hace que se produzca una relajación muscular, lo que consigue un reequilibrio de toda la masa muscular y un aumento de la movilidad intestinal.

Los beneficios del drenaje linfático para la belleza han provocado que el campo de la estética haya sido uno de los que más ha desarrollado esta técnica, ya que sus efectos mejoran la imagen de los pacientes y ayudan a incrementar los efectos de otro tipo de tratamientos estéticos asociados. En este sentido, una liposucción va, casi siempre, asociada a un tratamiento de drenaje linfático, que ayudará a eliminar la grasa sobrante tras la cirugía.

Uno de los objetivos principales para los que se usa el drenaje linfático es para la lucha contra la celulitis, la piel de naranja y los depósitos grasos, aunque también es muy interesante su empleo para aquellas personas que sufren pesadez de piernas, hinchazón en las extremidades inferiores (en verano por el aumento de las temperaturas, por el embarazo, por retención de líquidos asociada a ciertas enfermedades, etcétera).

Otras indicaciones estéticas son la atenuación tanto de las arrugas como de las bolsas debajo de los ojos, así como para realizar una limpieza de las capas más profundas de la piel. Como terapia antiestrés, también tiene sus adeptos.

Actualizado: 5 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

7
de cada diez envases de vidrio que se consumen en España se reciclan
'Fuente: 'Ecovidrio''

PUBLICIDAD