PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Gafas deportivas
En el kit básico de todo buen deportista deben incluirse unas gafas deportivas, un elemento clave para proteger los ojos de golpes o de las radiaciones solares. Estos consejos te ayudarán a elegir las adecuadas.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Gafas deportivas en caso de problemas oculares y graduadas

Gafas deportivas en caso de problemas oculares y graduadas

El ex futbolista de la selección holandesa Edgard Davids luciendo unas gafas deportivas.

Usar unas gafas especiales para la práctica deportiva es especialmente importante en el caso de las personas que han sido intervenidas de algún problema ocular recientemente o por indicación de su oftalmólogo, como por ejemplo el caso del exfutbolista Edgard Davids, que siempre jugaba con unas gafas técnicas porque padecía de glaucoma. El jugador holandés utilizaba una gafa de protección deportiva que está específicamente indicada para proteger al 100% al ojo de cualquier traumatismo ocasionado por un impacto, un golpe o una caída, situaciones muy habituales en el fútbol. Otro futbolista, Ángel Trujillo, esta vez en el UD Levante, sufrió un desprendimiento de retina, por lo que necesitó el asesoramiento profesional de LensSport para encontrar la gafa de protección deportiva que mejor se ajustara a sus necesidades, y poder así seguir jugando en la elite del fútbol.

El balompié no es el único deporte en el que hemos visto estrellas usando gafas de protección: el jugador francés de la NBA Tony Parker, o el pentacampeón del mundo Javier Gómez Noya, son algunos de los que no comienzan su actividad deportiva sin sus lentes.

“Aquellos deportistas que hayan sufrido un traumatismo, patología o cirugía previa, se recomienda que, si practican un deporte de contacto o un deporte en el que hay un mínimo riesgo de impacto, usen una gafa de protección deportiva”, insiste Helena Rubio, óptico-optometrista, gerente y cofundadora de LensSport, que explica que también existe otro gran grupo de gafas deportivas que “no son 100% de protección contra un impacto pero, además de ayudarnos a mejorar el rendimiento visual deportivo y, por ende, el rendimiento deportivo gracias a las lentes técnicas específicas para cada deporte, también hacen la función de protección ante las radiaciones nocivas del sol, ante un insecto que pueda introducirse en el ojo, una rama, polvo, etcécetera”. La especialista en salud visual deportiva insiste en que “este tipo de gafas no son recomendables para deportes en los que haya contacto, o para personas que tengan o hayan padecido recientemente un problema ocular”.

Por tanto, se tenga un problema visual o no, es importante incluir en el material deportivo básico una buena gafa técnica, sobre todo cuando se practican deportes al aire libre. Y es que los ojos sufren especialmente ante las radiaciones del sol –no olvidemos que también las hay cuando el día está nublado–, un riesgo que aumenta dependiendo de diferentes factores, entre los que se encuentra la latitud, el entorno o la edad.

Gafas deportivas graduadas 

Aunque las gafas deportivas son recomendables para todo el mundo, las personas que sufren un defecto visual necesitan encontrar el modelo idóneo no sólo para el deporte que practican, sino también que ofrezca la posibilidad de ser graduadas y poder corregir así su error refractivo. Y es que mejorar el rendimiento deportivo también depende de una buena visión, por lo que es necesario acudir a un óptico especializado en gafas deportivas para poder entrenar con la vista corregida.

La óptico-optometrista Helena Rubio, gerente de la óptica deportiva LensSport y una gran amante del deporte, explica que los rangos refractivos que se pueden corregir van desde una leve miopía, hipermetropía o astigmatismo, hasta problemas mucho más severos. Pone así el ejemplo de un niño de cinco años con -19,50 dioptrías al que le hicieron una gafa de protección deportiva para que pudiera jugar al fútbol: “Le cambió radicalmente su vida. Su padre llegó a asegurar que su nueva gafa de protección graduada le ha hecho ser un niño feliz, ya que ahora puede disfrutar de su deporte preferido como nunca antes lo había hecho”.

“En los casos de graduaciones altas, hablamos a partir de cuatro dioptrías aproximadamente, dependiendo del modelo se tienen que graduar mediante un clip óptico, o bien en monturas planas que no requieran curva especial”, explica la co-fundadora de LensSport

Actualizado: 30 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

L. García

Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio
L. García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD