Neumonía
Escrito por Olga de la Peña, médico de familia
La neumonía es la infección que provoca mayor número de ingresos hospitalarios, y aunque su causa habitual son las bacterias, también virus como el de la gripe y el de la varicela pueden originar esta enfermedad.

Prevención de una neumonía

Aquí tienes una serie de pautas para prevenir el contagio de la neumonía:

  • Medidas de higiene: lavado de manos, uso de mascarillas para evitar contaminación y dispersión de gérmenes.
  • Abandono del hábito tabáquico: el consumo de tabaco está asociado a un incremento de la Neumonía Adquirida en la Comunidad de cualquier origen causal. Los fumadores tienen un riesgo 4 veces superior de presentar una enfermedad por neumococo invasiva (afectación general por infección por neumococo) que los no fumadores, con el consecuente empeoramiento pronóstico. Diversos estudios han constatado el beneficio que implica dejar de fumar, pues se ha observado que a los cinco años de suprimir el consumo de tabaco, el riesgo de sufrir una neumonía se reduce en un 50%.
  • Vacunación antigripal: es la única medida preventiva que ha demostrado la disminución de la incidencia y de la morbi-mortalidad por neumonía en la población de edad avanzada y en los afectados por enfermedades cardiorespiratorias crónicas. Debe realizarse según las recomendaciones y pautas anuales notificadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Está indicada en mayores de 60 años, en enfermos crónicos y/o inmunodeprimidos (a partir de los 6 meses de edad), y en todos aquellos que al ejercer su actividad profesional (personal sanitario, fuerzas de seguridad, profesores, cuidadores de residencias de ancianos, etc.) entren en contacto con personas de alto riesgo a las que les podrían transmitir la gripe.
  • Vacunación contra el neumococo: eficaz para la prevención de complicaciones como la enfermedad invasiva por neumococo, y el empeoramiento pronóstico en neumonías hospitalarias. Indicada la vacunación en mayores de 60-65 años, según el calendario vacunal de cada comunidad autónoma), y en personas entre los 2 y 65 años con enfermedades crónicas e inmunosupresión. La pauta de vacunación antineumocócica desde el nacimiento está incluida en el calendario vacunal de gran parte de las comunidades autónomas españolas.

Prevención de la neumonía en el ámbito hospitalario

Medidas de prevención para evitar la neumonía nosocomial, es decir, en pacientes de ámbito hospitalario.

  • Extremar la limpieza de los equipos hospitalarios y en la manipulación de los enfermos.
  • Tomar medidas de higiene simples como el lavado frecuente de las manos y el uso de guantes.
  • Aspiración de secreciones y la interrupción de la alimentación por vía oral en los pacientes con riesgo de aspiración.
  • Elevación del cabecero de la cama y la fisioterapia respiratoria (ejercicios de respiración profunda y terapia para eliminar las secreciones respiratorias) en pacientes de alto riesgo, como los sometidos a cirugía del tórax o aquellos que estén debilitados y encamados.
 
Actualizado: 09/07/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Mariano Esteban

Virólogo experto en ébola

"Al igual que el suero hiperinmune, el ZMapp se tiene que administrar al enfermo lo más rápidamente posible tras la infección, y en ese caso sí demuestra eficacia"

 

99% se han reducido los casos de polio en los últimos 25 años

Las campañas de vacunación han permitido que el 80% de la población mundial viva ya en zonas donde se ha erradicado la poliomielitis, una enfermedad que afecta sobre todo a niños menores de cinco años.

Fuente: 'Organización Mundial de la Salud'

 

PUBLICIDAD