PUBLICIDAD

Bebés y niños
Discalculia
¿Tiene tu hijo problemas para comprender las nociones numéricas y de cantidad? Tal vez se trate de un trastorno del aprendizaje relacionado con las matemáticas: la discalculia. Te explicamos cómo se corrige.
Escrito por Celia Rodríguez Ruiz, Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil

Tratamiento de la discalculia

Tratamiento de la discalculia

Con un programa específico y personalizado de reeducación cognitiva, que propicie la formación de las conexiones mentales pertinentes, la discalculia se puede corregir.

La discalculia, al igual que otras dificultades de aprendizaje, no supone una incapacidad para aprender, en este caso las matemáticas, sino que implica una manera diferente de percibir, procesar e interpretar la información matemática y, por lo tanto, se puede y se debe corregir con la estimulación adecuada. A través de un programa específico y personalizado de reeducación, que propicie la formación de las conexiones mentales pertinentes, la discalculia se puede solventar.

El tratamiento de la discalculia ha de ser personalizado y especifico. Lo recomendable es hacer un programa específico para cada persona, basado en la evaluación neuropsicológica que permita conocer sus necesidades concretas.

La intervención se basa en un programa de reeducación cognitiva, con el objetivo de estimular o crear un nuevo sustrato neural responsable de los conceptos numéricos y del sentido de número.

Cómo puedes ayudar a tu hijo con las matemáticas

  1. Emplea ejercicios para fortalecer el sentido numérico. Se trata de ejercicios básicos de números, tales como operaciones sencillas, cantidades, etcétera.
  2. Utiliza juegos numéricos. Emplear el juego aporta un sentido lúdico que favorece la estimulación y el aprendizaje.
  3. Trabaja con tu hijo conceptos matemáticos básicos, como cantidad, proporción (mayor, menor, mucho, poco, etcétera) y la seriación.
  4. Apóyate de referentes visuales que les ayuden a la comprensión de las matemáticas (ábacos, dibujos, esquemas, etc.)
  5. Muéstrale la correspondencia entre las operaciones y el lenguaje matemático (sumar: unión; restar: quitar; multiplicar: sumar el mismo número; dividir: reparto).
  6. Ayúdale a visualizar los problemas y a secuenciarlos en datos y cuestiones.
  7. Entrena el cálculo mental mediante repetidas actividades. De este modo dotarás al niño o niña con discalculia de estrategias cognitivas para las matemáticas.
  8. Dale su tiempo para aprender y crear el sustrato neural pertinente.
  9. Cuida su bienestar emocional. Es fundamental que le ofrezcas tu apoyo emocional para evitar problemas derivados.
  10. Adapta el proceso de aprendizaje a cada niño o niña. Su nivel, sus conocimientos, sus necesidades, etcetera. 

Actualizado: 26 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil
Celia Rodríguez Ruiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''

PUBLICIDAD