PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

El calentamiento global aumentará el número de muertes en verano en Europa

Las fuertes variaciones climáticas tienen su efecto en la salud y en las tasas de mortalidad, ya que según los expertos a partir de 2080 se registrarán más muertes durante el verano que en los meses de invierno.
El calentamiento global aumentará los muertos en verano en Europa

28 de Junio de 2011

Las repercusiones del cambio climático afectarán también a la mortalidad en Europa, y los expertos estiman que se registrarán más muertes durante el verano que en los meses de invierno a partir de 2080, debido al efecto de las variaciones climáticas, que podrían ser la causa de 230.000 defunciones adicionales durante los últimos 30 años de este siglo.

Al menos esas son las conclusiones a las que ha llegado el Instituto Catalán de Ciencias del Clima (IC3), que ha llevado a cabo un estudio cruzando los datos de la población con las previsiones acerca del calentamiento global, y que se ha basado en los aproximadamente 70.000 decesos que se produjeron a consecuencia de la ola de calor que azotó Europa en el verano del año 2003.

En Europa fallecen 21 personas por cada millón de habitantes en un día corriente, mientras que, en los días de frío o calor extremos, mueren alrededor de 30 personas

 

El estudio muestra que en Europa fallecen 21 personas por cada millón de habitantes en un día corriente, mientras que, en los días de frío o calor extremos, mueren alrededor de 30 personas; y, de acuerdo con las previsiones de los expertos, los días con temperaturas extremas son los que van a aumentar.

Para obtener estas cifras, los investigadores analizaron datos procedentes de 16 países europeos, en los que residen 400 millones de personas.

Los datos del estudio reflejan que la esperanza de vida disminuirá una media de tres o cuatro meses, pero sus autores señalan que estas cifras pueden variar dependiendo de la región europea de residencia, de la adopción de medidas dirigidas a prevenir los factores de riesgo, de cómo evolucionen las emisiones de sustancias tóxicas a la atmósfera, y de la capacidad de los seres humanos para adaptarse a las nuevas circunstancias.

Incluso teniendo en cuenta todas estas variables, Joan Ballester, autor del estudio, y Xavier Rodó, director del IC3, opinan que en 2080 se iniciará un ‘cambio de ciclo’ que supondrá que el pico de mortalidad que se producía en invierno, y que se asociaba a una mayor facilidad para que se propagaran diversas patologías, se desplazará a la época estival. 

El el Institut National de la Santé et de la Recherche Médicale de Montpellier, en Francia, y la Geneva Medical School and University Hospitals de Ginebra (Suiza), han cooperado para realizar esta investigación, publicada en Nature Communications, que ha tenido en cuenta el incremento de temperaturas –alrededor de 2 grados en invierno, y 4,5 en verano- ocurrido en el arco mediterráneo, que se calcula que será la zona más afectada por las variaciones climáticas.

No toda Europa se verá perjudicada por el aumento de las temperaturas, ya que en las regiones que se encuentran más al norte del continente se reducirá la mortalidad al suavizarse los inviernos. Sin embargo, en términos globales, las cifras de mortalidad asociadas a causas climáticas podrían ascender a 15.000 al año, porque en el sur de Europa el número de fallecimientos aumentará significativamente.

Fuente: EUROPA PRESS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD