PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Cómo evitar la aparición de bacterias orales en verano

La relajación en los hábitos saludables en verano en cuanto a higiene y alimentación se refiere, unida a las altas temperaturas propias de la época estival hacen que las bacterias orales hagan acto de presencia.
Productos para la limpieza bucal

Productos para completar tu limpieza bucal.

20 de Agosto de 2015

La relajación en los hábitos saludables en verano en cuanto a higiene y alimentación –tomamos más alcohol y alimentos con exceso de azúcar– se refiere, unida a las altas temperaturas propias de la época estival hacen que las bacterias orales hagan su agosto en estas calurosas fechas, tal y como advierte el Consejo General de Dentistas de España.

Este tipo de bacterias contribuyen a la aparición de problemas bucodentales como la gingivitis o la caries. Si notas que te sangran más las encías, tienes sensibilidad dental o un aumento del mal aliento, cuidado, podrían ser signos indicativos de la presencia de estos germenes en tu boca.

Para prevenirlas, los expertos recomiendan mantener una correcta higiene bucodental, acordándonos de cepillarnos los dientes después de cada comida –sin escatimar en el flúor– y acordándonos que existe algo llamado seda dental, el aliado perfecto para combatir la caries interdental.

Si no puedes cepillarte después de las comidas, recurre a chicles sin azúcar para mejorar la salivación y el pH bucal

El problema, estarás pensando, es que en verano son días propicios para comer fuera de casa, en el chiringuito o el restaurante de turno, por lo que no tienes siempre estas armas a mano. En esos casos, y siempre que no tengamos un pequeño neceser previsto para estas situaciones, los especialistas apuntan que puedes limpiarte la boca antes de la comida, o bien, recurrir a los chicles sin azúcar y con xilitol después del postre, porque incrementan el pH bucal, lo que dificulta la acción agresiva de las bacterias, al estimular la salivación y ayudar a expulsar de entre los dientes los restos de comida. Eso sí, si llevas ortodoncia o padeces bruxismo deberás evitar esta alternativa.

Mantener una buena hidratación también es fundamental para que el fliujo y calidad de la saliva sean los idóneos, ya que ayuda a proteger nuestra boca del ataque de esta bacterias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD