PUBLICIDAD

Olor vaginal: cuándo preocuparse
Los genitales femeninos tienen su propio olor, pero en ciertos casos el olor vaginal puede ser desagradable y ser un síntoma indicativo de alguna patología ginecológica. Descubre cuándo no es normal y cómo puedes evitarlo.
Escrito por Caridad Ruiz, Periodista especializada en salud y nutrición

Cómo mantener la flora vaginal sana y libre de olores

Al contrario de lo que se suele pensar, cuando se produce un mal olor vaginal que no tiene su origen en una mala higiene, no hay que aumentar los lavados vaginales, como advierte la doctora Carmen Martín Blanco, ginecóloga del Hospital Nuestra Señora del Rosario, de Madrid. “Las pacientes que tienen un mal olor incrementan los lavados y usan desodorantes íntimos, pero algunos irritan más e introducen cambios en la flora que son contraproducentes”. Ante un mal olor vaginal, hay que acudir al médico para descubrir la causa y seguir el tratamiento indicado por el profesional, porque al eliminar su origen desaparecerán también sus consecuencias.

“Las bacterias que hay en la vagina mantienen a raya las infecciones, pero si se modifica esa situación por usar un jabón no adecuado o mantener la zona húmeda, algunas se aprovechan y crecen”, explica la doctora Martín Blanco que, en general, para conservar una buena salud vaginal aconseja seguir estas pautas:

Consejos flora vaginal
  • Lavarse con agua o con un jabón que tenga un pH específico para higiene íntima. “El gel que usamos para el cuerpo suele tener un pH muy básico y mata la flora vaginal. Pero si no se tiene jabón íntimo con agua es suficiente”, afirma.

  • Asearse una o dos veces al día, no más.

  • Eludir los salva slips porque tienen mucho plástico y suelen irritar. “Hay que elegir aquellos que cuenten con un alto porcentaje de algodón”.

  • Evitar prendas ajustadas, con mucha licra o elaboradas con tejidos sintéticos, y usar mejor ropa confeccionada con tejidos naturales, como el algodón.

  • Mantener siempre seca la zona genital. La humedad se relaciona con las infecciones fúngicas, “porque los hongos crecen en ambiente húmedo”, afirma la experta. Por ejemplo, en el verano hay que intentar cambiar enseguida el bañador mojado por otro seco.

Actualizado: 26 de Abril de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD