PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Los niños toman más fruta y verdura si comen en familia

Un estudio ha revelado que los niños que siempre comen en compañía de su familia toman 125 gramos más de frutas y verduras –lo que equivale a 1,5 porciones– que los que nunca comen en familia.
Niño comiendo fruta en familia

02 de Enero de 2013

El Programa del Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública de Reino Unido ha financiado un estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Leeds, que ha revelado que comer en familia, incluso si solo se hace una o dos veces a la semana, contribuye a que los niños aumenten el consumo diario de fruta y verdura y se aproxime a la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS): cinco piezas diarias.

Los niños a veces son reacios a consumir la cantidad de fruta y verdura recomendada por los expertos en nutrición –cinco raciones diarias, que son alrededor de 400 gramos–, porque estos alimentos no suelen encontrarse entre sus favoritos. Por ello, los padres deben buscar trucos para que sus hijos coman verduras, y ahora, este nuevo estudio puede ayudarles con esta tarea.

El 63% de los niños no alcanza el consumo de fruta y verdura –cinco piezas diarias– recomendado por la OMS

Los autores del trabajo comprobaron que el 63% de los niños no alcanzaba el consumo recomendado de estos alimentos. Sin embargo, también observaron que los niños que siempre comen en compañía de su familia toman 125 gramos más de frutas y verduras –lo que equivale a 1,5 porciones– que los que nunca comen en familia. Hasta los que solo comen en familia una o dos veces a la semana también consumen más fruta y verdura –95 gramos más– que los que nunca lo hacen.

Los investigadores comprobaron, además, que cuando los padres comen fruta y verdura a diario, sus hijos consumen una media de 80 gramos más –una porción– de estos alimentos que los niños cuyos padres rara vez comen fruta o verdura. Como explica la supervisora del estudio, Janet Cadet, de la Escuela Universitaria de Ciencias de la Alimentación y Nutrición, esto se debe a que comer con los padres y observar los diferentes alimentos que ingieren influye significativamente en sus hábitos dietéticos.

Las conclusiones del trabajo, que se ha publicado en ‘Journal of Epidemiology and Community Health’, confirman que establecer unos hábitos adecuados de nutrición en los niños es fundamental y que para ello es preciso fomentar la costumbre de comer en familia, incluyendo esta propuesta en las campañas de salud pública.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD