PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Prueban las isoflavonas de soja para tratar la obesidad

Las isoflavonas de soja son capaces de restaurar la producción de células del cerebro que se han deteriorado a causa de la obesidad, según los resultados de una investigación realizada con ratones.
Granos de soja para tratar la obesidad

El tratamiento con daidzeína redujo los daños de ciertas regiones del sistema nervioso central.

18 de Junio de 2013

Las isoflavonas de soja son capaces de restaurar la producción de células del cerebro que se han deteriorado a causa de la obesidad, según los resultados de una investigación llevada a cabo en ratones de laboratorio por un grupo de científicos de CIBERobn, el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga y la Universidad de Málaga.

Para realizar el estudio, cuyas conclusiones se han publicado en ‘Plos One’, se dividió a los ratones en dos grupos y se les alimentó con dos tipos diferentes de dieta, una normal, y la otra abundante en grasas que tenía como objetivo inducirles obesidad. Posteriormente, se administró a los animales daidzeína –una isoflavona presente en la soja que actúa de forma similar a los estrógenos femeninos– durante 13 días.

En los ratones tratados con daidzeína se redujo la muerte celular y los daños que se habían producido en ciertas regiones del sistema nervioso central, y aumentó la proliferación de células

Los ratones que se habían alimentado con la dieta alta en grasa habían sufrido alteraciones en el hipocampo, y al ser tratados con daidzeína se redujo la muerte celular –apoptois–, disminuyeron los daños que se habían producido en ciertas regiones del sistema nervioso central, y también aumentó la proliferación de células.

Los autores del trabajo han explicado que, además, se observó una reducción en el aumento de peso y en los niveles de colesterol, una mejoría en la tolerancia a la glucosa, una disminución de la insulina y la testosterona, y un incremento de los niveles plasmáticos de la leptina.

Se conocía ya que los estrógenos tenían la capacidad de restaurar el deterioro que provoca la obesidad sobre la regeneración neuronal, pero su uso está limitado, por lo que de confirmarse los resultados del nuevo estudio, se podrían emplear las isoflavonas de soja  como un tratamiento alternativo al farmacológico, para revertir el deterioro emocional y cognitivo detectado en pacientes obesos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD