Sujetadores deportivos
Elegir un sujetador deportivo no es una decisión que se deba tomar al azar ni basada en criterios de moda. Un modelo adaptado a la anatomía de la mujer y al deporte que practica ayuda a evitar lesiones.

Cómo elegir un sujetador deportivo: 7 consejos para acertar

Actualizado: 12 de julio de 2022

A la hora de elegir qué sujetador deportivo es el más adecuado para cada mujer se han de tener en cuenta tanto la talla como la actividad que se va a realizar.

Según el tamaño del pecho:

La talla marca la elección del sujetador, ya que cuanto más grande sea, más necesidad de sujeción habrá. Teniendo en cuenta esta variable, el mercado nos ofrece dos tipos de sujetadores deportivos:

PUBLICIDAD

  • Los de compresión. Adecuados para aquellas mujeres que tienen, según el tallaje español, una 90 o menos, o copas A o B. Se trata de unos modelos muy ajustados y que suelen tener diseños en banda.
  • Los de recogimiento. Diseñados para mujeres con una talla 95, o superior, o copas a partir de la C. Al ser el pecho de un tamaño más grande, el movimiento es mayor y la compresión de los modelos anteriores sólo provocaría dolor y problemas de salud. Por eso, en el caso de pecho grande se recomiendan los sujetadores deportivos de recogimiento, en los que cada uno de ellos se recoge de manera independiente. Visualmente son mucho más parecidos a los que se usan normalmente a diario.

Casi todas las marcas organizan el tallaje de manera diferente a los sujetadores de diario, basándose en las medidas de la ropa normal: S, M, L, XL y XXL. Para saber cómo pasar una talla de sujetador normal a uno deportivo, Adidas ofrece en una web la forma de calcularlo para saber la talla de su marca. Es una referencia, ya que otras marcas usan tallajes algo diferentes.

PUBLICIDAD

Según la actividad física que se vaya a realizar:

cada uno de los deportes para la elección de un sujetador deportivo se clasifican según el nivel de impacto:

  • Alto impacto: entre los que destacan el running, el baloncesto, el step y el aerobic. Para este tipo de actividades los mejores son aquellos que tienen la espalda similar a los bañadores de natación.
  • Impacto medio: se consideran así el ciclismo, el patinaje, el bodypump y la zumba. Para estos se pueden utilizar también los tipo bañador de natación e, incluso, los sujetadores con tirantes cruzados.
  • Bajo impacto: como el Pilates o el yoga. Los sujetadores deportivos con tirantes finos regulables son los adecuados para las actividades de bajo impacto, aunque se pueden usar los otros dos modelos.

    PUBLICIDAD

Mujeres en sujetador deportivo practicando fitness
En la elección de un adecuado sujetador deportivo se deben tener en cuenta factores como la sudoración, el tejido, flexibilidad e incluso el relleno del mismo.

Cuanto mayor sea el impacto, mayor sujeción se necesita. Llevar un sujetador con mayor sujeción de la necesaria nunca es un problema, siempre y cuando sea de la talla adecuada y no provoque molestias mientras se practique el deporte. Lo que no se debe hacer nunca es utilizar un sujetador con poca sujeción para realizar deportes de alto impacto.

Chica con sujetador deportivo realizando estiramientos

Consejos para elegir el sujetador deportivo adecuado

Además de la talla y el deporte que se va a realizar, hay más razones que las mujeres han de tener en cuenta a la hora de elegir el sujetador deportivo perfecto. Aquí te damos algunos consejos con los que acertarás en su compra:

PUBLICIDAD

  1. La sudoración puede provocar irritaciones en la piel. Por ello, es mejor evitar los sujetadores deportivos de algodón, ya que este material absorbe el agua y, por tanto, retiene la humedad provocada por el sudor. Noemi Rabinal, responsable de producto de Running & Training Mujer de Adidas, aconseja aquellos modelos que cuenten con los tejidos conocidos como ClimaLite y ClimaCool, ya que son “de secado rápido, lo que evita humedades y potencia la microventilación, maximizando así el confort”.
  2. Los tirantes han de ser más anchos cuanto más grande sea el pecho para repartir mejor el peso y que sean más cómodos y no se claven.
  3. La cinta elástica de la parte inferior del sujetador deportivo debe quedar perfectamente ajustada al perímetro del tronco, pero sin que esté tan prieta que llegue a producir isquemias ni rozaduras que provoquen heridas.
  4. Para no sufrir rozaduras es conveniente decantarse por los sujetadores deportivos sin costuras y sin varillas (si las llevan, es importante que nunca sean metálicas).
  5. El relleno sólo impide una mejor transpiración. Hay que buscar, por tanto, sujetadores sin él. Si no puedes resistirte a él, opta por los que tienen relleno de quita y pon para poderlo sacar los días de más calor y, por tanto, en los que se produce más sudor.
  6. Siempre que se pueda, hay que invertir en calidad. Tendrá un mejor rendimiento y durará mucho más.
  7. Algo que muchas mujeres no hacen y es totalmente conveniente es probarse el sujetador deportivo en la tienda. No sólo hay que ver si queda bien o mal, sino también probar en movimiento. Con las limitaciones lógicas de estar en un comercio, hay que intentar imitar dentro del probador los mismos movimientos que se vayan a hacer durante la actividad deportiva. Así se podrá ver si son cómodos y útiles para lo que se requieren.

Creado: 18 de junio de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD