PUBLICIDAD

Mente y emociones
Síndrome de Korsakoff
El consumo excesivo y crónico de alcohol, y el consecuente déficit de vitamina B1 que esto provoca, puede derivar en la aparición del Síndrome de Korsakoff, un problema que causa importantes afectaciones neuronales.
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Diagnóstico del síndrome de Korsakoff

Antes de establecer un diagnóstico claro del síndrome de Korsakoff, y con ello determinar el tratamiento a aplicar, hay que tener en cuenta que no todos los consumidores crónicos de alcohol van a sufrir éste síndrome, ya que su aparición también va a depender de otros factores, como la genética o su alimentación, por lo tanto, el alcoholismo es un factor que facilita su aparición, pero no la determina.

Igualmente, hay que distinguir el síndrome de Korsakoff de otras patologías que pueden dar similares síntomas como:

  • Al ser un síndrome que se presenta mayoritariamente en personas de edad avanzada, puede que los primeros síntomas, como la pérdida de memoria anterógrada (no puede aprender) se disimulen o confundan con las dificultades que tienen los más mayores en aprender.
  • Procesos degenerativos neurológicos como la demencia, y dentro de esta el alzhéimer, pueden mostrar signos y síntomas parecidos al Korsakoff, sobre todo en cuanto a la pérdida de habilidades memorísticas.
  • La agitación motora, denominada también neuropatía periférica, puede ser debida a otras patologías que afecten al correcto funcionamiento de los nervios, como artritis o enfermedad renal crónica e incluso a la diabetes.
  • La somnolencia excesiva puede ser explicada por muchos otros trastornos, como insuficiencia hepática o tiroidea, meningitis, o encefalitis letárgica, no siendo éste un síntoma destacado para el diagnóstico.
  • Los episodios psicóticos y las alucinaciones pueden provenir de situaciones de estrés, de otras patologías e incluso ser causadas por intoxicaciones, ya sea por fármacos u otras sustancias ingeridas.

A la hora de establecer el diagnóstico del síndrome de Korsakoff es necesario saber que, en un porcentaje menor, la carencia crónica de vitamina B1 puede provenir de otras causas, como unas dietas rigurosas, trastornos alimentarios, e incluso por alimentación por vía intravenosa en pacientes hospitalizados, siempre que se traten de unas condiciones mantenidas en el tiempo, lo que va a facilitar la aparición de afectaciones cerebrales y con ello del síndrome de Korsakoff.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD