La FDA aprueba la prescripción de un videojuego para mejorar el TDAH

La Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos (FDA) ha aprobado por primera vez el uso de un videojuego infantil –EndeavorRx– como terapia para mejorar el déficit de atención en niños con TDAH.
Escrito por: Natalia Castejón

18/06/2020

Se prueba la prescripción de un videojuego para mejorar el TDAH

EndeavorRx es el primer dispositivo basado en un videojuego cuya comercialización como herramienta terapéutica para mejorar la atención en niños de entre ocho y 12 años con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), principalmente desatendido o de tipo combinado que han demostrado un problema de atención, ha sido aprobada por la Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos (FDA), lo que significa que a partir de ahora los médicos estadounidenses podrán prescribir este videojuego como terapia.

Se trata, además, de la primera autorización de comercialización terapéutica basada en un videojuego otorgada por la FDA para cualquier tipo de afección. Al parecer, este tipo de juegos están destinados a mejorar la atención medida por las pruebas informáticas y es la primera terapia digital indicada para mejorar los síntomas del TDAH, constituyendo una buena opción no farmacológica para ello, según ha expuesto Jeffrey Shuren, director del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA.

Los médicos estadounidenses podrán prescribir un videojuego como terapia complementaria para mejorar síntomas del TDAH

En el videojuego los niños podrán viajar en balsa por lugares fantásticos, esquivando obstáculos y recogiendo objetos necesarios para completar la misión. Además, existe una personalización del avatar, que permitirá que se pueda elegir el aspecto que tendrá el protagonista del juego.

El videojuego, un complemento al tratamiento del TDAH

La Agencia estima que unos cuatro millones de niños de entre seis y 11 años tienen TDAH, cuyos síntomas son dificultad para prestar atención o enfocarse en algo, problemas para controlar su comportamiento, así como hiperactividad e impulsividad. Para evaluar los efectos que tenía el videojuego la FDA hizo una revisión de numerosos estudios de más de 600 niños con este trastorno, en los que se analizaban las mejoras en la atención y el rendimiento académico.

Los resultados indicaron que, aunque no había suficiente evidencia que indicase que el videojuego pudiese reemplazar los tratamientos para el TDAH, sí que podía ser utilizado como complemento de estos, que pueden incluir terapia conductual, medicación, programas educacionales, etcétera.

En cuanto a los posibles efectos adversos derivados del uso del videojuego, se observó que en algunas ocasiones los niños experimentaban dolor de cabeza, frustración, reacción emocional, mareos y agresividad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD