PUBLICIDAD

Descubren una manera de regenerar las raíces de los dientes

Un cambio epigenético –los que se producen por la interacción de los genes con el medio ambiente– que influye en el desarrollo de los dientes, podría permitir a los dentistas conseguir regenerar las raíces dentales.
Escrito por: Eva Salabert

08/08/2019

Regeneración de las raíces de los dientes

Los investigadores muestran cada vez más interés por comprender cómo funciona la epigenética –los cambios que se producen en el organismo a causa de la modificación de la expresión de los genes al interactuar con los factores ambientales, y no por la alteración del código genético en sí mismo– y esta iniciativa científica se ha extendido también a los dientes.

Y ahora Yang Chai, decano de investigación en la Herman Ostrow School of Dentistry de la University of Southern California (USC), ha publicado un artículo en la revista eLife en el que describe cómo él y su equipo han descubierto la regulación epigenética que puede controlar la formación y el desarrollo de las raíces dentales. Según Chai, esto no requiere de cambios en la secuencia de ADN, sino que el hecho de que los genes se encuentren disponibles, o no, para la transcripción (fase en la que la secuencia de ADN es copiada en una secuencia de ARN) en lo que puede determinar el patrón.

Las proteínas Ezh2 y Arid1 deben estar equilibradas para crear el patrón de la raíz del diente y su integración adecuada con los huesos maxilares

Una proteína denominada Ezh2 contribuye al desarrollo de los huesos faciales, pero no se sabía cómo afectaba al desarrollo de las raíces dentales, por lo que el grupo de científicos analizó qué ocurría cuando esta proteína no estaba presente durante el desarrollo de los dientes molares en ratones. Y observaron que Ezh2 y otra proteína llamada Arid1 deben estar equilibradas para crear el patrón de la raíz del diente y su integración adecuada con los huesos maxilares.

Objetivo: recuperar los dientes perdidos regenerando antes sus raíces

Los hallazgos, afirma Chai, son muy estimulantes porque durante la evolución de la especie humana se han producido cambios en nuestra dieta y en el medioambiente que pueden influenciar nuestro epigenoma –la forma en la que se expresan los genes– y de hecho se puede observar una clara diferencia entre la formación de las raíces de nuestros dientes y la de los neandertales.

Los troncos de las raíces de los molares de los neandertales eran más largos que las de los humanos actuales, lo que muestra una separación posterior de las raíces que podría deberse al efecto del tipo de alimentación y el ejercicio sobre las proteínas que activan o desactivan los genes.

El equilibrio de los reguladores epigenéticos también afecta a la salud y la enfermedad, ya que en diferentes tipos de cáncer los investigadores han mostrado que el equilibro de dos reguladores epigenéticos opuestos es bastante importante, y que eliminar uno de ellos puede provocar cáncer, dice Chai, mientras que ajustar el regulador opuesto puede detener esta patología. Y concluye que si el balance está desequilibrado la persona desarrollará problemas de salud.

El objetivo fundamental de la investigación liderada por Chai sobre la regulación del desarrollo dental es regenerar los dientes, pero generar un diente completo es un difícil reto porque a la naturaleza le lleva mucho tiempo construir un diente desde sus inicios hasta su erupción, por lo que el experto desea encontrar formas de regenerar la raíz de un molar y colocar una corona encima.

En su opinión, esta sería la mejor solución porque constituiría una integración natural de la raíz en la mandíbula con los ligamentos periodontales en su lugar, y una reducción del tiempo necesario para que se desarrollase un diente completo gracias a la colocación de una corona dental que restaurase su función.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD