Los virus sobreviven en agua dulce al hacer autostop en microplásticos

Los microplásticos que contaminan el agua podrían servir a algunos virus, como el rotavirus o el norovirus, como medio para sobrevivir en el agua dulce y seguir siendo infecciosos durante tres días, lo que podría incrementar el riesgo de contagios.
Escrito por: Natalia Castejón

04/07/2022

Los virus sobreviven en agua dulce en microplásticos

Los microplásticos suponen un gran riesgo para el medioambiente, pues pueden contaminar el agua y llegar a nosotros en el pescado. Un equipo de investigadores de la Universidad de Stirling (Escocia) ha descubierto que este residuo también puede ayudar a algunos virus a sobrevivir en el agua dulce y a mantenerse infecciosos durante al menos tres días.

PUBLICIDAD

Este descubrimiento, que se ha dado a conocer en la revista Environmental Pollution, preocupa especialmente porque a los riesgos que pueden causar los microplásticos se une la propagación de virus y bacterias en ellos. Además, han observado que estos patógenos pueden liberarse del microplástico al agua o a la arena, lo que aumenta su persistencia en el medioambiente y su riesgo para los humanos.

La investigación encontró que, por ejemplo, el virus rotavirus, que es el responsable de los cuadros de diarrea y malestar estomacal, puede estar activo durante tres días en el agua de un lago, todo gracias a que se adhiere a los microplásticos consecuencia de una falta de reciclaje y del abuso de este tipo de residuos en productos cosméticos.

PUBLICIDAD

Los virus se adhieren a microplásticos para viajar por el agua

“Incluso si una planta de tratamiento de aguas residuales está haciendo todo lo posible para limpiar los desechos de aguas residuales, el agua descargada todavía tiene microplásticos, que luego se transportan río abajo, hacia el estuario y terminan en la playa. No estábamos seguros de qué tan bien podrían sobrevivir los virus haciendo autostop en plástico en el medioambiente, pero sobreviven y siguen siendo infecciosos”, ha explicado Richard Quilliam, autor principal del estudio.

Los virus con envoltura lipídica se desactivan al entrar en contacto con agua dulce, mientras que los que no tienen esta cobertura se adhieren a microplásticos y sobreviven

En las pruebas realizadas en el trabajo se analizó la supervivencia de dos tipos de virus distintos. Una parte de ellos tenían envoltura de lípidos a su alrededor, como es el caso del de la gripe (bacteriófago Phi6), y otros sin ella, como son los virus entéricos, norovirus (cepa SA11) y rotavirus.

PUBLICIDAD

Los hallazgos de los investigadores tras los ensayos dejaron ver que aquellos virus que tenían cobertura la perdían al entrar en contacto con el agua dulce, por lo que el virus se desactivaba por completo. Por otro lado, en el caso de los que no tenían este recubrimiento de protección, se encontró que eran capaces de adherirse a los microplásticos y de sobrevivir durante días.

“Los virus también pueden adherirse a superficies naturales en el medioambiente. Sin embargo, la contaminación plástica dura mucho más que esos materiales”, expuso Quilliam. El siguiente paso que planean los autores es seguir realizado estudios para saber cuánto tiempo pueden sobrevivir los patógenos cuando se unen a los microplásticos, pues las pruebas solo se realizaron durante tres días.

Actualizado: 4 de julio de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD