PUBLICIDAD

Relacionan el fracking con el nacimiento de bebés con bajo peso

El riesgo de que el bebé presente bajo peso al nacer (2,5 kilos o menos) puede aumentar un 25% si la madre reside a menos de 800 metros de distancia de un lugar donde se realicen trabajos de fracking, según advierte un estudio.

20/12/2017

Relacionan el fracking con el nacimiento de bebés con bajo peso

El fracking es un procedimiento en el que se emplean alrededor de 700 sustancias químicas.

Las embarazadas que viven cerca de una zona en la que se lleva a cabo la técnica conocida como fracking –que consiste en perforar rocas que contienen gas natural situadas a gran profundidad, e inyectar en ellas una serie de productos químicos para extraer esta fuente de energía– son más propensas a dar a luz bebés con bajo peso al nacer, según concluye un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Princeton (Estados Unidos) que se ha publicado en Science Advances.

Los investigadores, liderados por Janet Currie, directora del Princeton University's Center for Health and Well-Being, analizaron los datos de más de 1,1 millones de nacimientos que tuvieron lugar en Pennsylvania (EE.UU.) entre los años 2004 y 2013, y se centraron en los lugares en los que se realizaba fracking, comparando el peso de los bebés nacidos en las familias que residían en sus alrededores, antes y después de que hubieran comenzado los trabajos.

Los resultados mostraron que había un 25% más probabilidades de que los niños nacieran con bajo peso (2,5 kilos o menos) si durante el embarazo sus madres vivían a una media de 0,8 kilómetros de distancia de un lugar donde ya hubieran comenzado las operaciones de fracking, un riesgo que desaparecía si la distancia era de tres kilómetros o más.

Los autores del estudio aclaran que no se ha encontrado una relación causal, y sus hallazgos se basan en la proximidad al lugar del fracking, y no en la medición de contaminantes 

Para el fracking se usan alrededor de 700 productos químicos

Estudios previos ya habían advertido sobre los efectos negativos para la salud que tiene el fracking, un procedimiento en el que se emplean alrededor de 700 sustancias químicas, que pueden afectar al medioambiente y a los seres humanos. Y en otros se sugiere que vivir cerca de explotaciones petrolíferas o de extracción de gas se relaciona con mayores tasas de asma y migraña, un mayor número de ingresos hospitalarios a causa de enfermedades cardiovasculares, trastornos neurológicos y cáncer.

El nuevo trabajo, sin embargo, es el mayor realizado hasta la fecha que establece una asociación entre la proximidad al lugar de la fractura hidráulica horizontal y el nacimiento de bebés con bajo peso, si bien sus autores han explicado que no han encontrado una relación causal, y que sus hallazgos se basan en la proximidad, y no en la medición de los contaminantes, aunque sugieren que es probable que los efectos sobre el peso de los niños tengan que ver con la contaminación atmosférica presente en las zonas con fracking, y que podría proceder de los productos químicos utilizados o de las emisiones de la maquinaria.

 

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD