Una nueva terapia podría regenerar los dientes perdidos en adultos

Hacer crecer los dientes perdidos en las personas adultas podría ser posible gracias a una nueva terapia, basada en un anticuerpo de un gen, que ha logrado estimular el crecimiento de piezas dentales en ratones.
Escrito por: Natalia Castejón

30/03/2021

Fármaco para regenerar dientes perdidos

Tras la infancia los dientes que se pierden, ya sea por traumatismos o por una mala higiene bucal, no se recuperan, y deben ser sustituidos por prótesis. Sin embargo, un nuevo descubrimiento de la Universidad de Kioto (Japón) y la Universidad de Fukui podría cambiar esto, pues han diseñado un fármaco basado en un anticuerpo para un gen que podría estimular el crecimiento de las piezas dentales.

Aproximadamente el 1% de la población tiene más o menos dientes de lo normal –32 piezas– como consecuencia de afecciones congénitas. Los investigadores analizaron las causas genéticas de esto en aquellos que tenían más piezas de lo común para encontrar pistas sobre la regeneración dental, e identificaron las moléculas clave que intervienen en el desarrollo de los dientes.

Cuando se suprimió el gen-1 en ratones con agenesia dental se consiguió que crecieran los dientes con tan solo una administración del fármaco

En la investigación que incluye todos los detalles, publicada en la revista Science Advances, explican que han encontrado evidencia en modelos de ratones de que el anticuerpo para un gen –el gen-1 o USAG-1 asociado a la sensibilización uterina– podría promover el crecimiento de los dientes en ratones con agenesia dental, una afección congénita que se caracteriza por la ausencia de algunas piezas.

Suprimir el USAG-1 para hacer crecer los dientes

“La morfogénesis de los dientes individuales depende de las interacciones de varias moléculas, incluida la BMP, o proteína morfogenética ósea, y la señalización de Wnt”, expone Katsu Takahashi, principal autor del estudio. Y es que BMP y Wnt, además de participar en el desarrollo dental, también modulan el crecimiento de algunos órganos y tejidos del cuerpo, incluso cuando se está desarrollando el embrión, y por esta razón se suelen evitar los fármacos que afectan a su actvidad, ya que podrían causar efectos secundarios en todo  el organismo.

Los investigadores sabían que suprimir el USAG-1 era beneficioso para el crecimiento de los dientes, pero para saber si con esto sería suficiente estudiaron los efectos de varios anticuerpos monoclonales para USAG-1, que suelen emplearse para tratar la artritis y los cánceres y para desarrollar vacunas.

Los resultados mostraron que varios de los anticuerpos evaluados provocaron tasas bajas de natalidad y supervivencia en los ratones, lo que confirma la importancia de BMP y Wnt en el desarrollo de todo el organismo. No obstante, un anticuerpo prometedor solo interrumpió la interacción de USAG-1 con BMP. Las pruebas realizadas con este anticuerpo indicaron que la señalización de BMP es esencial para determinar el número de dientes en los ratones. Además, con una única administración fue suficiente para generar un diente completo.

Los experimentos posteriores mostraron los mismos beneficios en hurones, lo que resulta prometedor, pues estos animales tienen patrones dentales muy parecidos a los de los seres humanos. El siguiente objetivo de los investigadores es probar este medicamento con anticuerpos en otros animales, como perros o cerdos, según ha afirmado Takahashi.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD