La OMS insta a reducir la sal en alimentos procesados para salvar vidas

La ingesta diaria de sal de la población duplica los 5 gramos aconsejados por la OMS, que publica una guía para reducir los niveles de sodio en los alimentos procesados y ayudar a prevenir problemas de salud asociados a su consumo.
Escrito por: Eva Salabert

06/05/2021

OMS: tomar la mitad de sal en procesados

El consumo excesivo de sal se ha asociado a la aparición de diferentes patologías, como la diabetes tipo 2, la insuficiencia cardíaca, el deterioro cognitivo, la disbiosis intestinal o la dermatitis atópica, entre otras. Sin embargo, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que no se supere la ingesta de 5 gramos de sal al día muchas personas toman hasta el doble de esta cantidad, lo que según este organismo aumenta significativamente el riesgo de que sufran enfermedades cardíacas e ictus, que causan la muerte de alrededor de tres millones de personas al año.

Por todo ello, la OMS ha lanzado un nuevo conjunto de indicaciones sobre los niveles de sodio en 18 tipos de alimentos divididos en más de 60 categorías alimentarias con el fin de ayudar a los países a reducir el contenido de sodio en los alimentos para mejorar la dieta y salvar vidas. La nueva guía, denominada 'WHO Global Sodium Benchmarks for Different Food Categories' está destinada a los gobiernos y a la industria para que reduzcan el contenido de sodio en diferentes categorías de alimentos procesados, ya que el consumo de estos productos ha provocado un rápido aumento de las fuentes de sodio.

Alimentos procesados con diferente contenido en sal según el país

Uno de los factores que produce confusión es que los alimentos procesados frecuentemente contienen diferentes cantidades de sodio dependiendo del país en el que se comercialicen. Los criterios de la OMS unificados a nivel global mostrarán a los países cómo pueden alcanzar progresivamente los objetivos de reducción de sodio basándose en sus alimentos locales, y alentando a la industria a disminuir el contenido de sodio en los alimentos procesados para avanzar hacia el objetivo de la OMS de reducir un 30% la ingesta global de sal en 2025.

“Cuando reducimos el sodio gradualmente nuestros alimentos siguen teniendo un gran sabor, y solo nuestros corazones notarán la diferencia”

El Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS, ha afirmado que “la mayoría de la gente no sabe cuánto sodio consume o los riesgos que conlleva”, y que es necesario que “los países establezcan normas que reduzcan el consumo de sal y proporcionen a las personas la información que precisan para elegir los alimentos adecuados”. También necesitamos, añade, que la industria de alimentos y bebidas disminuya los niveles de sodio de los alimentos procesados. “Los nuevos criterios de la OMS –concluye– ofrecen a los países y a la industria un punto de partida para revisar y establecer normas que transformen el ámbito alimentario y salven vidas”.

Reducir el contenido de sal en alimentos procesados es clave

La nueva guía de la OMS señala una amplía variedad de categorías de alimentos procesados y envasados que contribuyen de forma significativa a las dietas excesivamente altas en sal. Los panes procesados y envasados, los snacks sazonados, la mantequilla, chocolates y barritas energéticas, los productos cárnicos como los embutidos y el queso, los cereales de desayuno, las salsas y aderezos (como el kétchup, la salsa de soja o la barbacoa) se encuentran entre las categorías de alimentos altos en sodio identificados por los nuevos criterios globales.

Reducir la cantidad de sodio en los alimentos procesados es una estrategia que ha demostrado eficacia a la hora de disminuir la ingesta de sal de la población, especialmente en aquellos lugares donde se toman muchos alimentos procesados, y también puede prevenir que este tipo de alimentos se conviertan en la principal fuente de sodio en los países donde está aumentando su consumo.

Reducir la cantidad de sodio en los alimentos procesados es una estrategia que ha demostrado eficacia a la hora de disminuir la ingesta de sal de la población

En el Reino Unido los responsables de la industria alimentaria aceptaron de forma voluntaria reformular sus productos para reducir el contenido de sal y esto se tradujo en una disminución de la ingesta de sal de alrededor del 15% en la población entre 2003 y 2011, lo que demuestra que adoptar esta medida en una gran cantidad de categorías alimentarias puede conseguir reducciones significativas en el consumo de sodio.

El Dr. Tom Frieden, Presidente y CEO de 'Resolve to Save Lives, an Initiative of Vital Strategies', ha afirmado que el acceso a alimentos saludables y asequibles es crucial para todas las personas de cualquier país, y que “estos criterios globales son un importante primer paso”. “Cuando reducimos el sodio gradualmente nuestros alimentos siguen teniendo un gran sabor, y solo nuestros corazones notarán la diferencia”, afirma.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD