Casi un 7% de los españoles ha dejado de fumar en el confinamiento

El 6,73% de los españoles fumadores ha dejado este hábito durante el confinamiento y un 5,98% ha reducido su consumo, según una encuesta realizada por el Ministerio de Sanidad con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, celebrado el 31 de mayo.
Escrito por: Natalia Castejón

29/05/2020

Muchos españoles han dejado de fumar en el confinamiento

El Ministerio de Sanidad español, junto con el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo (CNPT) y las comunidades autónomas de Murcia y La Rioja, han llevado a cabo una encuesta con 17.017 personas para conocer cómo habían cambiado los hábitos del tabaquismo durante el confinamiento por coronavirus, un periodo que abarca aproximadamente dos meses.

Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que tiene lugar cada 31 de mayo, se han dado a conocer los resultados de esta encuesta, llamada ‘Tabaco, otras formas de consumo y confinamiento’. En ella se ha observado que el 6,73% de los fumadores había dejado de fumar durante la cuarentena, mientras que un 5,98% logró reducir sus cantidades de cigarrillos diarios. Pero no solo eso, sino que un 13,56% de los encuestados declaró que había intentado cesar con este mal hábito, el 70,8% por sí mismos y el 10% con ayuda de medicamentos para ello.

El 61,83% de las personas que estaban expuestas al humo del tabaco han dejado de estarlo durante el confinamiento

Desde Sanidad han destacado que la mayor parte en la reducción del consumo se ha dado en jóvenes estudiantes, población en estado de ERTE laboral o en paro, y que una gran cantidad de los encuestados, el 81,52%, era consciente de que el tabaco aumenta el riesgo de tener síntomas más graves de COVID-19 en caso de infectarse por SARS-CoV-2.

Menos humo de tabaco en los hogares en cuarentena

Otro de los datos más relevantes que se han encontrado en la encuesta ha sido que el 61,83% de las personas que estaban expuestas al tabaco antes de la cuarentena han dejado de estarlo en esta etapa, lo que indica que el humo ambiental en los hogares se ha reducido, una buena noticia para los fumadores pasivos. En cuanto al tipo de productos más consumidos, sin tener en cuenta la edad, la situación laboral o el sexo fueron los cigarrillos convencionales (54,74%), el tabaco de liar (26,13%) y los vapeadores o cigarrillos electrónicos (4,34%).

Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, ha recalcado que “la epidemia que hemos sufrido no puede hacer que la sociedad se relaje en otros aspectos de salud como el consumo de tabaco”, pues no hay que olvidar que continúa siendo la principal causa de morbimortalidad, unas 60.000 muertes prematuras al año son atribuibles de media a él.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD