La adicción a drogas relacionada con mayor susceptibilidad al COVID-19

Las personas con trastornos por consumo de sustancias (TUS), sobre todo a opioides o al tabaco, son más susceptibles al COVID-19 y sus complicaciones, según concluye un estudio del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas.

15/09/2020

La adicción a drogas relacionada con mayor susceptibilidad al coronavirus

Un estudio financiado por los Institutos Nacionales de la Salud de EE.UU. encontró que las personas con trastornos por uso de sustancias (TUS) son más susceptibles al COVID-19 y sus complicaciones. Los hallazgos de la investigación, llevada a cabo por Nora D. Volkow, MD, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas (NIDA) norteamericano, que han sido publicados en Molecular Psychiatry, sugieren que los proveedores de atención médica deben monitorear de cerca a los pacientes con TUS y desarrollar planes de acción para ayudarlos a protegerlos de infecciones y resultados graves asociados.

Al analizar las historias clínicas electrónicas no identificables (HCE) de millones de pacientes en Estados Unidos, el equipo de investigadores reveló que si bien los individuos con trastornos por consumo de sustancias constituían el 10,3% de la población total del estudio, representaban el 15,6% de casos de COVID-19. El análisis reveló que aquellos con un diagnóstico reciente de TUS registrado tenían más probabilidades de desarrollar COVID-19 que aquellos sin adicciones identificadas, un efecto que fue más fuerte para el trastorno por consumo de opioides, seguido del trastorno por consumo de tabaco. Las personas con un diagnóstico de desorden por el abuso de sustancias (SUD) también tenían más probabilidades de experimentar peores resultados de COVID-19 (hospitalización, muerte) que las personas sin un SUD.

“Los pulmones y el sistema cardiovascular a menudo se ven comprometidos en personas con TUS, lo que puede explicar parcialmente su mayor susceptibilidad al COVID-19”, dijo la Dra. Volkow. “Otro factor que contribuye es la marginación de las personas con una adicción, lo que les dificulta el acceso a los servicios de salud. Depende de los médicos hacer frente a los desafíos únicos de cuidar a esta población vulnerable, como lo harían con cualquier otro grupo de alto riesgo”. 

Mayores tasas de hospitalización y mortalidad ligadas a adicciones

La Dra. Volkow y Rong Xu, profesora de la Universidad Case Western Reserve en Cleveland (Ohio), analizaron los datos de HCE recopilados hasta el 15 de junio de 2020 de 360 ​​hospitales en todo el país. Los HCE fueron desidentificados para garantizar la privacidad de los participantes. La población del estudio consistió en más de 73 millones de pacientes, de los cuales más de 7,5 millones habían sido diagnosticados con un TUS en algún momento de sus vidas. Un poco más de 12.000 fueron diagnosticados con COVID-19, y alrededor de 1.880 tenían un diagnóstico de SUD y COVID-19 registrado. Los tipos de desórdenes por abuso de sustancias (SUD) investigados en el estudio fueron tabaco, alcohol, opioides, cannabis y cocaína.

Los efectos de las complicaciones ligadas a la drogadicción fueron visibles en un aumento de las consecuencias adversas del COVID-19. Así, las tasas de hospitalización y muerte de los pacientes con COVID-19 fueron elevadas en las personas con TUS registrado en comparación con las que no lo tenían (41,0% frente a 30,1% y 9,6% frente a 6,6%, respectivamente).

Los afroamericanos con un diagnóstico reciente de trastorno por uso de opioides tenían cuatro veces más probabilidades de desarrollar COVID-19

Además, los afroamericanos con un diagnóstico reciente de trastorno por uso de opioides tenían cuatro veces más probabilidades de desarrollar COVID-19, en comparación con los blancos. Los resultados mostraron que la hipertensión, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades renales, que son factores de riesgo de COVID-19, eran más frecuentes entre los afroamericanos que entre los blancos con trastorno por consumo de opioides.

Según los autores, los hallazgos del estudio subrayan la necesidad de detectar y tratar los trastornos por abuso de sustancias como parte de la estrategia para controlar la pandemia. Es necesario realizar más investigaciones para comprender mejor cuál es la mejor manera de tratar a las personas con TUS que están en riesgo de contraer COVID-19 y asesorar sobre cómo evitar el riesgo de infección.

Fuente: National Institute of Drug Abuse (NIDA)

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD