PUBLICIDAD

Crean nanoestructuras que previenen las infecciones en los implantes

Unas nanoestructuras diseñadas por científicos españoles disminuyen la cantidad de bacterias que se adhieren a la superficie de los implantes óseos, lo que permitirá evitar infecciones y prolongar su duración.
Escrito por: Eva Salabert

28/01/2019

Implantes en los huesos

Las bacterias que se adhieren a los implantes óseos –que en muchas ocasiones han desarrollado resistencia a los antibióticos– provocan infecciones y obligan a someter al paciente a una nueva intervención para reemplazar la prótesis. Los científicos investigan cómo proteger los implantes frente a estos patógenos, y ahora un equipo del CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas) ha diseñado unas nanoestructuras con propiedades bactericidas para recubrir los implantes y prevenir infecciones.

En la investigación, que se ha publicado en Nanomedicine: Nanotechnology, Biology and Medicine, se ha demostrado la eficacia de estos recubrimientos, que combinan nanocolumnas de titanio –que disminuyen la cantidad de bacterias adheridas a la superficie del implante– con nanopartículas de teluro, que le proporcionan propiedades bactericidas, tanto para bacterias Gram positivas (como Staphylococcus aureus), como Gram negativas (como Escherichia coli).

Prolongar la vida útil de los implantes óseos

Según han afirmado los autores del trabajo, estas nanoestructuras pueden proteger a los implantes frente a las infecciones bacterianas y prolongar así su vida útil, lo que supone utilizar la nanotecnología para ofrecer solución a un problema médico relevante y muy extendido.

Los recubrimientos para implantes óseos tienen propiedades bactericidas, tanto para bacterias Gram positivas (como 'Staphylococcus aureus'), como Gram negativas (como 'Escherichia coli')

José MIguel García-Martín, investigador del Instituto de Micro y Nanotecnología (IMN) del CSIC, ha explicado que los soportes con nanocolumnas de titanio se han fabricado en España, tanto en el IMN, como en la compañía Nano4Energy –con el objetivo de comprobar la viabilidad industrial de este método–, mientras que las nanopartículas de teluro se han elaborado en los Estados Unidos, donde también se han realizado los ensayos in vitro.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD