El ejercicio a alta intensidad mejora la calidad de vida de los mayores

Las personas mayores entre 70 y 77 años que realizan entrenamientos de alta intensidad de manera regular durante cinco años tienen mejor calidad de vida, estado físico y podrían vivir más, según un estudio noruego.
Escrito por: Natalia Castejón

14/10/2020

Ejercicio intenso, buenos para mayores

 Investigadores de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología han llevado a cabo un estudio que pretende averiguar si el ejercicio es capaz de hacer más larga y saludable la vida de los mayores de 70, teniendo en cuenta el nivel de intensidad con el que se practica. Los resultados a los que han llegado han mostrado que hacer actividades de alta intensidad durante cinco años mejora la calidad de vida, el estado físico, la aptitud cardiorrespiratoria e incluso se cree que podría aumentar el número de años vividos.

La investigación, que se ha publicado en el The BMJ, hizo un seguimiento a 1.567 personas mayores entre 70 y 77 años de Noruega, que fueron divididos de manera aleatoria en tres grupos según el nivel de ejercicio físico dos veces a la semana: entrenamientos de alta intensidad, de moderada intensidad y aquellos que seguían las recomendaciones nacionales de actividad física.

La aptitud física en 10 años bajo un 5% en el grupo de ejercicio intenso, 9% en el moderado y hasta un 16% en el inactivo

Los datos que muestra el trabajo indican que el 3% de los participantes del grupo de alta intensidad fallecieron durante los 5 años de estudio, en el grupo de ejercicio moderado el porcentaje fue de un 5,9% y en el de control un 4,7%. Además, los participantes del grupo de intensidad alta tenían mejor calidad de vida tanto física como mental en los siguientes cinco años, así como una mejor aptitud cardiorrespiratoria, lo que podría reducir el riesgo de muerte prematura, lo que podría explicar el aumento en su esperanza de vida.

Cualquier ejercicio es bueno, pero mejor a alta intensidad

Descubrieron que la edad causaba el menor efecto sobre la condición física de las personas que hacen ejercicio de alta intensidad habitualmente. Este grupo presentó una bajada en la aptitud física del 5% en 10 años, mientras que en el caso de los que lo hacían a intensidad media era de un 9% y hasta una pérdida del 16% en aquellos que eran físicamente inactivos.

Dorthe Stensvold, una de las autores del estudio Generación 100, ha expuesto que el ejercicio en general ya resulta beneficioso para las personas en la tercera edad, pero hacerlo con una intensidad alta de manera regular podría tener un efecto positivo extra. Así, observaron que en el caso de Noruega el 90% de las personas que tienen entre 70 y 77 años estará viva dentro de cinco años, un porcentaje que aumentaba al 95% en los participantes del estudio.

También se observó que el grupo de control realizó más ejercicio del que se pensaba, quizás motivados por la participación en la investigación. Los investigadores han recalcado que a pesar de los buenos resultados obtenidos no se deben sacar conclusiones precipitadas y que todavía no están completamente seguros de que este tipo de ejercicio sea el más eficaz para mejorar la esperanza de vida de la tercera edad.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD