PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Cuidados para tu tatuaje
Cada vez más personas decoran su cuerpo con tatuajes. Si tú también quieres lucir uno, te ofrecemos los mejores consejos para preservar la salud de tu piel y conseguir un resultado satisfactorio.
Escrito por Enrique González, Periodista experto en salud y bienestar

Precauciones antes de tatuarte

Lucir un tatuaje dejó de ser una cuestión tabú hace tiempo. A pesar de que no hace mucho este tipo de ornamentos eran impopulares por las connotaciones que se les atribuían, en la actualidad cada vez son más las personas que decoran su cuerpo con figuras y motivos de todo tipo. Algunos de ellos, llegan incluso a ser auténticas obras de arte. No obstante, existen muchos factores relacionados con la prevención y el cuidado del tatuaje que son determinantes para conseguir un resultado satisfactorio.

Un tatuaje consiste en dar forma a un dibujo sobre nuestra piel mediante punciones con las que se introducen pigmentos de color en la dermis (la capa que tenemos debajo de la epidermis). En definitiva, se trata de una herida abierta que, como cualquier otra, es un foco de infecciones que hay que vigilar y cuidar. Esto último es primordial para que un tatuaje quede lustroso y perdure en perfecto estado a lo largo del tiempo.

Precauciones antes de tatuarte

Pero el cuidado de un tatuaje comienza incluso antes de hacérselo. Hay que tener en cuenta una serie de factores para que el diseño deseado no se vaya al traste y, sobre todo, para no poner en peligro la salud de tu piel. Algunas precauciones básicas son:

  • Elegir el establecimiento adecuado: asegúrate de que el local cumple unos mínimos requisitos higiénicos-sanitarios. Las instalaciones han de estar habilitadas correctamente, bien equipadas y limpias. Lo más parecidas posible a una clínica médica.
  • Ponerse en manos de un buen profesional: para poder ejercer esta práctica, todo tatuador debe contar con la formación adecuada y poseer una habilitación. Observa que mantenga las medidas higiénicas adecuadas en su trabajo.
  • Evitar tatuarse en zonas con lesiones cutáneas: es muy arriesgado tatuarse en lugares de tu cuerpo en los que haya verrugas, lunares, cicatrices, quemaduras, etcétera. Más peligroso todavía es hacerlo si tienes lesiones cutáneas como psoriasis o liquen.
  • Cuidado con las alergias: algunos productos que se utilizan para realizar un tatuaje, especialmente las tintas, pueden causar reacciones alérgicas. Mira los componentes y, en caso de duda, solicita una prueba de alérgenos antes de tatuarte.
  • Pensar que el resultado no será el mismo en todas las partes del cuerpo: tenemos zonas corporales que, por las características de la piel o su exposición a las agresiones externas, hacen más complicada la conservación del tatuaje en su estado inicial. Por ejemplo, en el cuello, al ser la piel más elástica, existe el riesgo de que el diseño se deforme con el paso de los años. Asimismo, en el caso de las manos o los pies, al estar muy expuestas al roce, el dibujo se desgastará rápidamente y puede que incluso haya partes que desaparezcan.
  • Tener en cuenta que hay zonas más dolorosas que otras: en nuestro cuerpo hay unas regiones más sensibles que otras, por lo que el dolor que tendrás que soportar durante la sesión dependerá del lugar donde quieras hacerte el tatuaje. Así, mientras hay partes, como el antebrazo, en las que a priori se sentirá una molestia moderada, existen otras, como el pecho o las costillas, que pueden llegar a ser un suplicio. No obstante, todo depende de tu umbral de dolor.

Actualizado: 28 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Genís Cardona

Dr. Genís Cardona

Profesor en la Facultad de Óptica y Optometría de Terrassa (FOOT), experto en Contactología y Ojo Seco
“Alrededor de un 70-80% de los adolescentes del sudeste asiático son miopes debido, en parte, al abuso de las nuevas tecnologías”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

6%
se redujo el desperdicio de alimentos de los hogares españoles en 2016
'Fuente: 'Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente''