Embarazo
Cesárea
Hoy en día, la cesárea se considera el procedimiento más seguro para resolver las complicaciones del parto vaginal y mantener el bienestar fetal. Aún así, muchos falsos mitos siguen rodeándola. Ponte al día.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Consecuencias de una cesárea

No se debe olvidar que la cesárea es una operación quirúrgica y que, por tanto, tiene los mismos riesgos que cualquier otra intervención (infecciones, pérdidas de sangre, etcétera), además se añaden los propios de la anestesia.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el postoperatorio de una cesárea es casi siempre más molesto que la recuperación tras un parto vaginal.

También es más difícil la formación de leche materna (la subida de la leche), pudiéndose retrasar varios días más de lo que acostumbra tras un parto vaginal.

La cicatriz de la cesárea es otra secuela de gran importancia, ya que aumenta el riesgo de que el útero se rompa en un parto posterior. Sin embargo, es posible el parto por vía vaginal en una mujer que haya sufrido previamente una cesárea, sólo es preciso aumentar la vigilancia durante el parto.

Por último, la cesárea limita en cierto modo el número de embarazos, ya que aumentan los riesgos con cada nuevo parto. Aunque hay mujeres que han sufrido cuatro cesáreas, lo más habitual es que después de la tercera cesárea se realice una ligadura de trompas si la madre está de acuerdo. Aunque siempre se procura evitar si es posible, en el caso de las madres que dan a luz por primera vez se buscan alternativas a la cesárea con mayor empeño.

Si ha habido una cesárea previa, hay situaciones en las que es imposible intentar un parto por vía vaginal y la única opción es una nueva cesárea. Algunas de estas posibles situaciones son:

  • El útero se rompió en el parto anterior.
  • La madre ya ha sufrido dos o más cesáreas, o su útero tiene alguna otra cicatriz por una intervención previa.
  • Se repite la causa que obligó a realizar una cesárea la última vez.
  • La cesárea anterior era corporal (no segmentaria).
  • Solo ha sufrido una cesárea, pero existen más riesgos añadidos, y la previsión final es muy negativa para intentar un parto por vía vaginal (presentación de nalgas, embarazo de gemelos, diabetes, pérdida del bienestar fetal...).

Etiquetas: 

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

Entrevista con el experto

Dr. Tirso Pérez Medina

Dr. Pérez Medina, experto en ginecología y obstetricia del Hospital Puerta de Hierro

“La inducción del parto ha de realizarse exclusivamente por criterios médicos, en el caso de que existan enfermedades que amenacen la salud de la madre o la salud del feto”

Dr. Tirso Pérez Medina

Jefe de sección de Ginecología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid

Salud en cifras

x4
se multiplica el riesgo de muerte fetal si en el primer embarazo el feto murió
Fuente: 'British Medical Journal'