PUBLICIDAD

Mente y emociones
Test ¿Es hiperactivo mi hijo?
No todos los niños inquietos o impulsivos tienen hiperactividad, pero diagnosticar este trastorno a tiempo puede evitar muchos problemas. Descubre con nuestro test si tu hijo podría ser hiperactivo.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Test ¿Es hiperactivo mi hijo?

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) a veces se diagnostica tarde, y esto hace que los afectados sufran fracaso escolar, además de problemas emocionales y dificultades para relacionarse con las personas de su entorno.

Distinguir a un niño inquieto e impulsivo de otro que realmente padece este trastorno no siempre resulta fácil, y existen síntomas de hiperactividad diferentes dependiendo de si el menor únicamente tiene un déficit de atención, o si también es hiperactivo.

En cualquier caso, no todos los niños que se muestran inquietos o a los que les cuesta cumplir las normas tienen TDAH. Descubre con nuestro test si tu hijo es hiperactivo (haz click aquí si quieres hacer el test interactivo), o su comportamiento se encuentra dentro de lo normal:

  1. Cuando observo el comportamiento de mi hijo en casa…
    1. Creo que es adecuado para su edad.
    2. Me preocupa porque no para ni un momento.
    3. Es algo inquieto.
  2. Cada vez que mi hijo debe hacerse responsable de un objeto…
    1. Lo pierde.
    2. Lo cuida.
    3. En alguna ocasión lo ha perdido.
  3. Cuando los profesores me informan del comportamiento de mi hijo…
    1. Me dicen que por lo general no da problemas.
    2. Me dicen que a veces en un poco inquieto e interrumpe a los demás.
    3. Me dicen que no para en clase (se levanta constantemente, interrumpe al profesor y compañeros, etcétera).
  4. Cuando tu hijo debe esperar su turno (en la fila, jugando con amigos…
    1. Lo espera sin especial problema.
    2. Le resulta imposible, tanto que incluso se cuela.
    3. Se muestra muy impaciente.
  5. Cuando mi hijo ve la televisión o está sentado a la mesa…
    1. Se porta bastante bien.
    2. No para quieto ni un segundo (mueve las piernas, hace ruidos, etcétera).
    3. Hay que darle algún toque para que esté tranquilito.
  6. En la sala de espera del médico mi hijo es el típico…
    1. Que se distrae viendo un cuento, jugando con la consola, etcétera.
    2. Que está inquieto y cansado de esperar.
    3. Que está montando el número (no para quieto, se sube en los asientos, se tumba en el suelo).
  7. En una conversación con adultos u otros niños mi hijo…
    1. Interrumpe de forma constante.
    2. Alguna vez interrumpe.
    3. Suele esperar su turno de palabra.
  8. Respecto a las normas…
    1. Las respeta sin rechistar.
    2. A veces no las respeta, pero en general obedece.
    3. Es muy difícil que las obedezca.
  9. Los juegos preferidos de tu hijo son…
    1. Dependiendo de la ocasión le gusta algo más tranquilo o, por el contrario, más animado.
    2. Tranquilos (hacer puzles, pintar…).
    3. Muy movidos (peleas, correr…).
  10. Por las noches…
    1. Suele estar intranquilo durmiendo.
    2. A veces está algo intranquilo, pero no es lo normal.
    3. Duerme plácidamente.
  11. Cuando mi hijo hace las tareas del colegio…
    1. Es bastante meticuloso
    2. Frecuentemente comete errores por no fijarse bien.
    3. Alguna vez tiene algún despiste.
  12. El estado emocional de mi hijo…
    1. Es bastante cambiante, pues tiene cambios bruscos de humor.
    2. Es muy estable.
    3. A veces se enfada por una tontería como todos los niños.

Actualizado: 5 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Noelia Mendive

Noelia Mendive, autora de ‘Transformación emocional: un viaje a través de la escritura’, explica en qué consiste la escritura terapéutica, y cómo desahogarnos sobre el papel mejora la creatividad y la gestión de las emociones.

Noelia Mendive

Psicóloga y autora de ‘Transformación emocional: un viaje a través de la escritura terapéutica‘
“La escritura terapéutica puede ayudarnos a encontrar una solución creativa y diferente a una situación compleja, porque cuando escribimos las ideas fluyen, la creatividad se manifiesta, y puede hablar nuestro inconsciente, que en la mayoría de ocasiones es quien tiene la respuesta”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

5%
de la población española sufre adicción al teléfono móvil
'Fuente: 'Universidad Complutense de Madrid’'