PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Leer a los niños pequeños mejora su habilidad lectora

Leer cuentos a los niños durante la etapa preescolar modifica su actividad cerebral y favorece el desarrollo del lenguaje oral y la habilidad de lectura temprana, según revela un estudio realizado en Estados Unidos.
Una mujer lee un cuento a su hijo

Leer cuentos a los niños pequeños estimula su desarrollo cognitivo

30 de Abril de 2015

Leer cuentos a los bebés desde que nacen favorece el aprendizaje y la creación de conexiones en el cerebro que promueven el desarrollo del lenguaje y, ahora, un nuevo estudio ha revelado que leer a los niños durante la etapa preescolar también moldea su actividad cerebral y mejora su habilidad de lectura temprana.

Se observó una significativa asociación entre la exposición a la lectura en el hogar y la activación de zonas específicas del cerebro claves en el desarrollo del lenguaje oral y la capacidad de lectura

Los investigadores estudiaron a 19 preescolares con edades comprendidas entre los tres y los cinco años, evaluando mediante un cuestionario que cumplimentaron sus padres o cuidadores la estimulación cognitiva que recibían en casa. Se comprobó si los progenitores leían a los pequeños, con qué frecuencia lo hacían, y de qué tipo de libros se trataba, además de la interacción entre padres e hijos, y si estos enseñaban a los niños ciertas habilidades como contar.

Se midió la actividad cerebral de los niños mediante imágenes por resonancia magnética mientras escuchaban historias adecuadas a su edad, y los resultados demostraron que existía una significativa asociación entre la exposición a la lectura en el hogar y la activación de zonas específicas del cerebro que intervienen en el procesamiento semántico (comprensión del significado del lenguaje), y que son claves en el desarrollo del lenguaje oral y la capacidad de lectura.

Como ha explicado John Hutton, del Cincinnati Children’s Hospital Medical Center (EE.UU.), y uno de los autores del trabajo, las áreas del cerebro que apoyan las imágenes mentales y ayudan al niño a ver la historia son especialmente importantes para entienda la narración y se prepare para la lectura, sobre todo cuando los libros con dibujos dejan paso a libros que solo tienen texto y en los que el pequeño debe imaginar lo que está sucediendo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''