PUBLICIDAD

Bebés y niños
Síndrome del emperador: no puedo con mi hijo
¿Vuestro hijo impone su ley en casa? ¿Sus rabietas agotan vuestra paciencia? Puede que sufra el Síndrome del Emperador, un fenómeno cada vez más frecuente en el que son los hijos los que dominan a los padres.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

¿Cuándo se gesta el síndrome del emperador?

La estructura familiar ha cambiado mucho, el matrimonio ya no dura toda la vida -los divorcios y recomposiciones están a la orden del día-, los hijos únicos son legión y, además, tenemos a los hijos cada vez más tarde o los adoptamos. En este caldo de cultivo es fácil que un niño se convierta en un bien precioso cuyos deseos siempre hay que satisfacer, que no puede sufrir ni conocer límites ni disciplina.

Hasta el año, todos los bebés son pequeños déspotas: los demás sólo existen para satisfacer sus necesidades. A partir de ahí, va aprendiendo estrategias para salirse con la suya, un asalto al poder progresivo e imparable si no encuentra ninguna resistencia. Como las famosas y temidas rabietas, por ejemplo, una manifestación de descontento normal, pero que hay que saber atajar.

Hacia los cuatro años, lo habitual es que el niño ya sea capaz de verbalizar su rabia y, a los cinco, de controlarse más o menos. No es el caso de los niños tiranos, que intentan imponer de manera sistemática su voluntad, son agresivos, sufren constantes rabietas en lugares públicos y convierten el día a día de toda la familia en un calvario. Los padres acaban por rendirse con sucesivas renuncias con tal de lograr una paz precaria. Se convierten en maestros en el arte de evitar potenciales conflictos y ya no se atreven a pedirle nada a su hijo a menos que estén seguros de su respuesta. Y el niño mimado pasa a ser el rey de la casa, de ahí a niño tirano, y por último, si la agresividad persiste, se trasforman en adolescentes descontrolados y maltratadores de sus padres.

En la memoria 2011 de la Fiscalía General se duplicaron los expedientes incoados por esta causa -unos 9.000-, y eso que, según los expertos, sólo en uno de cada ocho casos se denuncia.

Actualizado: 16 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD