PUBLICIDAD

Noticias Bebés y niños

Tener amigos favorece la resiliencia en los niños

Tener un buen amigo ayuda a los niños de familias con pocos recursos económicos a afrontar mejor las dificultades, y les brinda un apoyo emocional que favorece el desarrollo de las habilidades y la resiliencia que necesitan.
Tener amigos favorece la resiliencia en los niños

Los amigos son un importante apoyo emocional para niños y adolescentes.

15 de Julio de 2015

Los niños que se crían en barrios humildes se ven obligados a afrontar más dificultades, sin embargo, el hecho de tener amigos puede ayudarles a desarrollar resiliencia y contribuir a que se desenvuelvan mejor y tengan éxito en la vida, según ha revelado un estudio publicado en British Journal of Psychology.

Su mejor amigo ayudaba a niños y adolescentes a ser más positivos y a elaborar estrategias efectivas para enfrentarse a los problemas 

Como ha explicado Rebecca Graber, psicóloga de la Universidad de Sussex (Inglaterra) y directora del trabajo, siempre se había estudiado cómo fomentar la resiliencia en los jóvenes con el apoyo de la familia, pero aunque éste resulte clave durante la infancia y la adolescencia, las amistades también son muy importantes en la formación de la personalidad de los menores.

En concreto, el objetivo de la investigación era analizar cómo afectaba tener un amigo íntimo a la capacidad de los niños para aprender de las adversidades, ser autosuficientes y observar la vida en perspectiva. Para ello entrevistaron a 409 estudiantes de ambos sexos de entre 11 y 19 años de edad, escolarizados en zonas de Inglaterra con bajos ingresos, a los que también se les realizó una evaluación psicológica para determinar la calidad de la relación con su mejor amigo y la resiliencia que mostraban cuando tenían que enfrentarse a los problemas.

Los investigadores comprobaron que el confidente les ayudaba a encontrar una manera eficaz de afrontar las dificultades, por ejemplo, considerando los problemas de una forma más positiva o elaborando estrategias efectivas para resolverlos. Este amigo íntimo, además, les proporcionaba un apoyo emocional que les servía para desarrollar las habilidades y la resiliencia necesarias para enfrentarse a los problemas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

1%
de la población padece algún trastorno del espectro autista (TEA)
'Fuente: 'Fundaciones del ámbito social y de salud, Ampans y Althaia''