PUBLICIDAD

Sarro dental, cómo evitar y eliminar la placa
La acumulación de sarro en la boca, además de ser un problema estético, también puede provocar mal aliento, e incluso la pérdida de dientes. Descubre cómo llevar una correcta higiene bucal para prevenir el exceso de placa dental.

Causas de la acumulación de placa dental y la aparición de sarro

Actualizado: 3 de octubre de 2019

El sarro no tiene una utilidad bien definida, pero se cree que podría haber servido en la antigüedad para compensar el grado de acidez derivado de las frutas, tubérculos, bayas u hojas sin cocinar que se comían entonces. Sin embargo, la mayoría de esta placa dental era retirada al masticar los alimentos que, al ser crudos, consistentes y fibrosos, eliminarían cualquier resto de la boca.

Pero entonces llegó el fuego y la manera de procesar los alimentos fue cambiando hasta hoy, cuando predominan los productos ultraprocesados con exceso de grasas y azúcares. Como lo que comemos ya no puede ayudarnos a limpiar nuestros dientes, ahora tenemos que hacerlo nosotros mismos.

La placa dental puede aparecer en personas de todas las edades, aunque es más común en los niños y en los mayores, por ser los grupos que suelen descuidar más su higiene dental. El Dr. Bruno Baracco, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y experto en odontología estética, expone además que la malposición de los dientes también es un factor de riesgo para la acumulación de sarro, pues tenerlos montados unos sobre otros o apiñados hace que existan algunas zonas de muy difícil acceso, donde se acumulará la placa bacteriana más fácilmente.

Alimentos que propician la formación de sarro

La saliva contiene sales y un pH que varía entre cada persona, y ambas cosas son las que, junto con los alimentos –especialmente los más procesados– y una deficiente higiene, pueden promover la aparición de placa dental en primer lugar, y sarro en los casos en los que esta permanece más tiempo en la cavidad bucodental.

Aunque no existe mucha evidencia científica, se cree que algunos alimentos y malos hábitos pueden potenciar la acumulación de placa dental y la aparición de sarro en los dientes. Entre ellos se encuentran los refrescos, el vino, el , los dulces, las bebidas alcohólicas, el tabaco o el abuso de colutorios con clorhexidina, que si no se eliminan o restringen de la vida diaria, o no se limpia bien la cavidad oral después de consumirlos, pueden aumentar el riesgo de problemas bucales.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD