PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Fartlek
Si te sientes estancado en tus marcas de running, o crees que te falta capacidad de aceleración en competición, el método Fartlek puede ser tu solución. Conoce cómo entrenar con cambios de ritmo para mejorar tu rendimiento.
Escrito por L. García, Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio

Claves para aprovechar el Fartlek en el entrenamiento de running

Entrenar con el método Fartlek pensado en resultados rápidos no es simplemente salir a la calle a correr y empezar a mezclar ritmos e intensidades de manera aleatoria basándose únicamente en cómo se encuentra el corredor en cada instante. Para que sea mucho más efectivo, y puedas mejorar con él tu rendimiento y tus metas, se tienen que tomar una serie de consideraciones a la hora de ponerlo en práctica dentro de nuestra rutina de entrenamiento de running:

  • Cuida tu estado físico. Hay que empezar en las condiciones físicas adecuadas. Es decir, procura mantener una alimentación e hidratación equilibrada y el suficiente tiempo de descanso. Cualquier variable que influye en el rendimiento es conveniente tenerla bajo control para evitar riesgos como la deshidratación, desfallecimientos, microrroturas fibrilares, etcétera.
  • Calentar bien. Como toda actividad física, el método Fartlek exige que se realice previamente un calentamiento adecuado para minimizar la posibilidad de sufrir lesiones. Igualmente, tras el entrenamiento se tiene que dedicar un tiempo para el enfriamiento; esta vuelta a la calma es aconsejable hacerla bajando lentamente el ritmo de la actividad, y posteriormente con estiramientos.
  • Ajusta el Fartlek a tu nivel. Es imprescindible analizar cómo se ha de realizar el método Fartlek; no todas las personas tienen el mismo nivel y, por tanto, sus entrenos variarán indudablemente. Mientras unos deportistas que compiten habitualmente pueden hacer cambios de velocidad de mayor duración o distancia, los amateur tendrán que ser más conservadores. Esto se debe llevar a la práctica tanto en los cambios de ritmo, como en la duración del entrenamiento.
  • Gestiona tus esfuerzos. Un detalle que los corredores más inexpertos no suelen valorar es el de la resistencia. Empiezan a hacer los intervalos de velocidad en los tiempos o distancias marcadas a una velocidad superior de la que deberían, porque consideran que se sienten frescos y con fuerzas suficientes, sin valorar que los tiempos de descanso son breves. Este cambio excesivo de ritmo hace que el runner se agote prematuramente y deba abandonar sin terminar el entrenamiento. Establecer el plan e ir progresivamente mejorándolo es lo ideal. Si un día queda sensación de que se podía haber ido más rápido, la próxima vez se subirá el nivel.
  • Úsalo puntualmente. El método Fartlek es un entrenamiento que resulta duro, sobre todo cuando se realiza con altos niveles de exigencia para el corredor. Este es el motivo por el que no se debe abusar de su uso; realizarlo entre una y dos veces por semana es suficiente.

Actualizado: 3 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

L. García

Periodista especializada en tercera edad, belleza y ejercicio
L. García

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD