PUBLICIDAD

Los abuelos permiten a sus nietos demasiado tiempo de uso de pantallas

Los nietos al cuidado de sus abuelos abusan del uso de dispositivos electrónicos y juegos interactivos, según un estudio que indica que los niños de 6 y 7 años pasan más de la mitad del tiempo de la visita mirando pantallas.
Escrito por: Caridad Ruiz

12/07/2019

Abuelo y nieto con el móvil

Los abuelos siempre han tenido fama de mimar a los nietos y permitirles saltarse ciertas reglas para hacer cosas como tomar más dulces, irse más tarde a la cama o ver demasiado la televisión. Ahora, un nuevo estudio ha revelado que cuando los niños se encuentran en casa de los abuelos pasan la mitad del tiempo viendo pantallas, ya sea reproduciendo vídeos en el ordenador o en la televisión, o jugando con dispositivos electrónicos, como consolas, tabletas, teléfonos móviles....

Los datos de esta investigación –que se ha realizado en la Universidad de Rutgers (EE.UU.), y en la Universidad Ben-Gurion en Israel, y se ha publicado en la revista Journal of Children and Media– ponen en evidencia la necesidad de enseñar a las personas mayores que cuidan de niños cómo debe ser un uso adecuado y razonable de la tecnología.

Los niños varones mayores pasaron 17 minutos más que las chicas y los niños pequeños delante de la pantalla

El estudio analizó la experiencia de abuelos israelíes de niños de entre dos y siete años que cuidaban de sus nietos al menos una vez a la semana, y encontró que en una visita de unas cuatro horas, los niños de dos a tres años pasan alrededor de 98 minutos jugando con aparatos electrónicos; los de cuatro a cinco años, 106 minutos; y los de seis a siete años, 143 minutos; es decir, que más de la mitad del tiempo los pequeños no despegaban la vista de las pantallas de móviles, tabletas y otros aparatos.

Los abuelos dudan al imponer normas para el uso de juegos interactivos

Los investigadores también observaron que, quizás por falta de experiencia con el uso de juegos interactivos, muchos abuelos se sienten más inseguros a la hora de poner límites a estos que cuando se trata de vídeos no interactivos; que los abuelos son más permisivos que las abuelas y dejaron que los chicos pasaran más tiempo con aplicaciones interactivas; que los niños varones mayores pasaron 17 minutos más que las chicas y los niños pequeños delante de la pantalla –es decir, que son más difíciles de controlar–; y que cuando los abuelos cuidan a los nietos en su casa y el niño trae su propio dispositivo (el 22% de los chavales) hacen más la vista gorda.

La solución para que los chicos pasen menos tiempo frente a las pantallas de sus consolas, móviles o tabletas sería, según las autoras del estudio, Dafna Lemish, Nelly Elias y Galit Nimrod, que los abuelos pongan a los nietos unas normas precisas, como que solo puedan jugar con ellos durante un periodo corto de tiempo, máximo una hora.

También les aconsejan que no permitan el uso de estos dispositivos en la mesa a la hora de comer o cenar, ni antes de ir a dormir. Por último, recomiendan a los padres que cuando dejen a sus hijos en casa de los abuelos, lleven también otras alternativas lúdicas, como juegos didácticos o libros, para que los pequeños se entretengan sin necesidad de recurrir a la tecnología.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD