2000 millones de niños soportarán olas de calor por el cambio climático

UNICEF advierte que este año será el más frío del resto de nuestras vidas. El cambio climático provoca olas de calor cada vez más frecuentes, que afectarán a 2000 millones de niños, más vulnerables por su menor capacidad para regular la temperatura corporal.
Escrito por: Natalia Castejón

27/10/2022

2000 mill niños sufrirán olas de calor

Las olas de calor se han venido sucediendo año tras año como nunca antes había pasado en la historia reciente. Un fenómeno que cada vez será más intenso y más frecuente según alerta un informe de UNICEF, que ha revelado que este año podría ser el que tenga las temperaturas más bajas del resto de nuestras vidas, un incremento que afectaría más a la salud de los niños, pues tienen menos capacidad de regular su temperatura corporal.

PUBLICIDAD

Según los datos revelados en el resumen ejecutivo titulado El año más frío del resto de su vida, aproximadamente 560 millones de niños están expuestos a temporadas de olas de calor continuas y unos 624 millones son propensos a uno de los tres indicadores de calor extremo: la larga duración de dichas olas de calor, su intensidad aguda o temperaturas extremadamente altas.

El aumento de los grados del termómetro afecta a las personas y al medioambiente, pero es especialmente peligroso para los bebés y niños, pues son más vulnerables a los cambios que pueden aumentar el riesgo de afecciones respiratorias crónicas, asma y enfermedades cardiovasculares, además de ser los que tienen más riesgo de morir como consecuencia del calor.

PUBLICIDAD

Ya es inevitable que los niños sufran olas de calor frecuentes

Los expertos explican que aunque se consiguiese reducir el nivel de calentamiento global, ya es inevitable que en tres décadas los niños de todo el mundo sufran olas de calor de manera más asidua. El informe estima que en 2050 unos 2.020 millones de niños de todo el planeta estarán sometidos a olas de calor frecuentes y que esto será así tanto si se reducen los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero, aumentando la temperatura unos 1,7ºC (en ese caso la estimación de niños afectados serían de 1600 millones), como si se da un escenario peor de emisiones muy altas, donde el calentamiento sería de unos 2,4ºC (la estimación sería de 1900 millones de niños).

“Las olas de calor más largas, calientes y frecuentes afectarán a más niños durante los próximos treinta años, amenazando su salud y bienestar”

“El mercurio sigue subiendo y también sus repercusiones en la infancia. Uno de cada tres niños vive actualmente en países con temperaturas extremadamente altas, y casi uno de cada cuatro está expuesto al aumento de la frecuencia de las olas de calor, una situación que tiene grandes probabilidades de empeorar”, ha expuesto Catherine Russell, directora ejecutiva de UNICEF.

PUBLICIDAD

Los incrementos más drásticos en la intensidad de las olas de calor se producirán en las regiones del norte, sobre todo de Europa, para 2050 se estima que cerca de la mitad de los niños de África y Asia estén expuestos de manera constante a temperaturas extremadamente altas. Burkina Faso, Chad, Malí, Níger, Sudán, Iraq, Arabia Saudí, India y Pakistán son algunos de los países que posiblemente sean de los más afectados a corto y largo plazo.

Medidas que propone UNICEF para proteger a los niños

Estos resultados han corroborado la necesidad de adecuar los servicios de los que dependen los niños de manera urgente y de cara a los inevitables impactos que les va a provocar el calentamiento global. “Las olas de calor más largas, calientes y frecuentes afectarán a más niños durante los próximos treinta años, amenazando su salud y bienestar y el grado de destrucción que supongan estos cambios dependerá de las medidas que tomemos ahora”, advierte Russell.

PUBLICIDAD

La única manera que encuentra la experta de salvar la vida y el futuro de los niños, además del futuro del planeta, por supuesto, es limitar urgentemente el calentamiento global a 1,5ºC y duplicar la financiación que está destinada a la adaptación climática antes de 2025.

“Por muy caluroso que haya sido este año en casi todos los rincones del mundo, probablemente será el año más frío del resto de nuestras vidas. El termómetro está subiendo en nuestro planeta y, sin embargo, los dirigentes mundiales aún no han empezado a sudar. La única opción es que sigamos ejerciendo presión sobre ellos para corregir el rumbo que llevamos”, destacó Vanessa Nakate, activista climática y embajadora de Buena Voluntad de UNICEF.

Entre las medidas que propone UNICEF para proteger a los niños de las olas de calor se encuentran:

PUBLICIDAD

  • Adaptar los servicios sociales más importantes: de esta manera se protegería a los niños de la devastación climática, asegurando el suministro de agua, la higiene, el saneamiento, la educación, la salud la protección social, la nutrición y la protección en la infancia.
  • Priorizar la infancia en la financiación y recursos para el clima: para ello, se debe cumplir el compromiso COP26 que asumieron los países desarrollados, en el que se pretendía duplicar la financiación por un importe al menos de 40.000 millones de dólares anuales para 2025, con el fin de que en 2030 esta cifra sea de 300.000 millones de dólares.
  • Preparar a los niños frente a la nueva situación climática: esto se puede llevar a cabo con educación sobre cambio climático, formación en competencias ecológicas, reducción del riesgo de desastres y oportunidades para que puedan participar e influir en la creación y desarrollo de políticas.

    PUBLICIDAD

  • Reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero: las estimaciones indican que este tipo de emisiones pueden aumentar un 14% a lo largo de esta década, lo cual sería un nivel catastrófico de calentamiento global. Se deben tomar medidas para reducir las emisiones en al menos un 45% con el fin de evitar que el calentamiento sobrepase los 1,5°C.

Actualizado: 27 de octubre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD