PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Las olas de calor letal afectarán a la tercera parte de la población

Las olas de calor extremo aumentarán su extensión, frecuencia y duración en el futuro y, si no se reducen las emisiones de CO2, en 2100 el 74% de la población estará expuesta a esta amenaza, según advierte un nuevo estudio.
Población afectada por ola de calor extremo

En la ciudad de Málaga en 2050 podría haber tres días en los que el calor y la humedad resultaran potencialmente letales.

21 de Junio de 2017

Las olas de calor potencialmente mortales afectan en la actualidad a una tercera parte de la población mundial (alrededor del 30%) durante una media de 20 días al año, pero se espera que a finales de este siglo, si no se produce una significativa disminución de las emisiones de CO2, a finales de este siglo hasta el 74% de la población del planeta estará expuesta a periodos más o menos largos de tiempo en los que el calor podría provocar la muerte.

De hecho, incluso aunque se reduzcan dichas emisiones de manera drástica, un nuevo estudio ha revelado que será prácticamente imposible evitar que el exceso de calor constituya una amenaza para la vida de los seres humanos, y advierte de que las olas de calor aumentarán su frecuencia y duración en el futuro, siendo las personas que residen en áreas tropicales las más afectadas por este fenómeno meteorológico que, solo en 2003, causó la muerte de 70.000 personas en Europa.

Para llevar a cabo la investigación, que se ha publicado en Nature Climate Change, sus autores, científicos de la Universidad de Hawaii (Manoa, Estados Unidos), hicieron una revisión de 911 estudios, publicados entre 1980 y 2014, y que incluían los datos de ciudades o regiones en las que se habían producido muertes relacionadas con las elevadas temperaturas, identificando 783 casos en los que el incremento de la mortalidad se asociaba al calor en 164 ciudades de 36 países.

Los datos del trabajo permitieron determinar un umbral a partir del cual la combinación de alta temperatura y humedad podría resultar letal. Y es que la tasa de humedad es clave, ya que si es muy elevada impide que el sudor se evapore y el cuerpo libere el calor, y el afectado puede sufrir hipertermia, de forma que con menos grados pero mayor humedad, también se podría establecer un umbral mortal.

La drástica disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero no conseguirá prevenir los episodios de calor extremo, sino que únicamente reducirá su frecuencia

Además, continúa extendiéndose la zona del planeta en la que se traspasa dicho umbral más de 20 días cada año, y la drástica disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero no conseguirá prevenir los episodios de calor extremo, sino que únicamente reducirá su frecuencia.

Predecir las olas de calor

Los investigadores también han utilizado los datos para desarrollar una aplicación web en la que a través de un mapa interactivo es posible predecir el número de días al año en los que tendrá lugar una ola de calor letal en cualquier parte del mundo hasta el año 2100. Basándose en los escenarios de riesgo diseñados por estos expertos se puede estimar, por ejemplo, que si las emisiones de CO2 se mantienen en los niveles actuales, en 2050 habrá lugares del planeta como Ciudad de Panamá en los que se durante 195 días se sufrirá un calor potencialmente mortal; lo mismo que sucederá en Bangkok (Tailandia) durante 173 días, Nueva Delhi (India) durante 63 días, o Caracas (Venezuela) durante 55 días.

En el caso de España, y si no se reducen las emisiones de CO2, en la ciudad de Málaga en 2050 podría haber tres días en los que el calor y la humedad resultaran potencialmente letales, mientras que para 2100 este periodo de tiempo se incrementaría hasta los 56 días. Si, por el contrario, se produjese una reducción de emisiones moderada, en 2050 habría un día de calor extremo, que pasaría a dos días en 2100.

Cómo hacer frente a las olas de calor

Mapa olas de calor
Experimento RCP8.5 / Año 2100

Como ha explicado Camilo Mora, autor principal de la investigación y profesor asociado de Geografía en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Hawaii, para frenar el calentamiento global es necesario que los gobiernos nacionales inviertan más en fuentes de energía alternativas y los dirigentes locales desarrollen proyectos verdes que permitan reducir el calor que absorben los edificios y el asfalto en las ciudades.

A nivel individual, cada persona debe concienciarse para reducir su consumo, ahorrar energía, y comprometerse en la restauración de los ecosistemas de su entorno.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''