Tomar café ayuda a prevenir el cáncer de mama en la posmenopausia

Las mujeres posmenopáusicas que beben más de una taza de café al día tienen menos riesgo de desarrollar un cáncer de mama a largo plazo, según un estudio que ha observado este efecto positivo también en el descafeinado.
Escrito por: Eva Salabert

31/01/2020

Mujer tomando una taza de café

El consumo regular de café, incluso en su versión descafeinada, puede asociarse a menos riesgo de desarrollar un cáncer de mama a largo plazo tras la menopausia, según una nueva investigación en la que han participado científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra, y que ha dirigido Estefanía Toledo, investigadora del CIBEROBN en dicha universidad.

Los hallazgos confirman los de trabajos anteriores que sugerían que un consumo de café más elevado se asociaba a menos probabilidades de sufrir esta enfermedad en el caso de las mujeres posmenopáusicas. En el estudio se han analizado los datos de 10.812 mujeres del proyecto SUN (Seguimiento Universidad de Navarra), que informaron sobre su estilo de vida, historial médico, práctica de ejercicio físico, y la frecuencia con la que consumían 136 alimentos, entre los que estaba incluido el café y periódicamente actualizaron su estado de salud, incluyendo estado anterior y posterior a la menopausia, y el historial familiar de cáncer de mama.

Ciertas sustancias presentes en el café en menor proporción que la cafeína, como los polifenoles, tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antitumorales

Al inicio del estudio los investigadores dividieron en dos grupos a las participantes en función de su consumo de café: en uno las que tomaban más de una taza diaria, y en el otro las que bebían una taza o menos. Todas ellas estaban sanas cuando comenzó el estudio, y se sometieron a una evaluación cada dos años durante un periodo de seguimiento medio de 10 años, en el que se diagnosticaron 101 nuevos casos de cáncer de mama.

Más de una taza de café al día reduce el riesgo de tumor mamario

Los resultados mostraron una asociación entre el consumo de más de una taza de café al día y un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama en mujeres posmenopáusicas, según ha explicado Andrea Romanos-Nanclares, investigadora predoctoral a la que la Asociacón Española Contra el Cáncer (AECC) le ha concedido una ayuda para elaborar su tesis en la Universidad de Navarra.

Estos efectos positivos del café no parecían estar relacionados con su contenido en cafeína, ya que también se observaron beneficios en el café descafeinado, por lo que podrían atribuirse a otros componentes menos abundantes y presentes en este producto en diferentes proporciones según su variedad y la forma en la que se prepare, como ácidos fenólicos (polifenoles), ácidos clorogénicos o diterpenos, entre otros, que se ha comprobado que tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antitumorales, según indica la Dra. Sánchez-Quesada, primera autora del estudio, que se ha publicado en European Journal of Nutrition.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD