PUBLICIDAD

El alga Chlamydomonas reinhardtii mejora la salud gastrointestinal

Los suplementos basados en el alga Chlamydomonas reinhardtii podrían ser beneficiosos para la salud gastrointestinal, concretamente ayudando a reducir los síntomas del síndrome del intestino irritable (SII).
Escrito por: Natalia Castejón

29/01/2020

Mujer tomando un plato de algas

Un tipo de alga llamada Chlamydomonas reinhardtii (C. reinhardtii) podría resultar beneficiosa para las personas que padecen problemas gastrointestinales asociados al síndrome del intestino irritable (SII), según ha descubierto un estudio realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Diego (EE.UU.).

La investigación se ha realizado primero en animales y luego en ensayos con humanos, y en ambos se ha encontrado un efecto beneficioso al ingerir suplementos con C. reinhardtii. En los animales, el alga consiguió reducir notablemente la pérdida de peso por colitis aguda, y las personas con antecedentes de trastornos gastrointestinales declararon tener menos diarrea, hinchazón, gases, o molestias intestinales, y unas deposiciones más regulares, al mes de comenzar con los suplementos.

Las personas con antecedentes de problemas gastrointestinales indicaron que después de tomar 'C. reinhardtii' tuvieron menos gases, diarrea e hinchazón

Los autores del estudio –que se ha publicado en Journal of Functional Foods– no han podido determinar el mecanismo por el que el alga mejora la salud gastrointestinal, pero creen que los beneficios que proporciona podrían deberse a la presencia de una molécula bioactiva en la planta, o a una variación en la expresión génica de las bacterias que habitan en el intestino, causada por el consumo de los suplementos de C. reinhardtii.

El alga 'C. reinhardtii' no alteró la diversidad bacteriana

También se recogieron muestras de heces de los participantes con el fin de analizar si se habían producido cambios en sus microbiomas, pero los resultados revelaron que mientras duró el estudio no hubo alteraciones significativas asociadas al consumo del alga y se mantuvo la diversidad de la composición de la microbiota intestinal, un rasgo propio de las personas saludables.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) declaró que esta alga era segura, por lo que continuarán analizando sus beneficios en humanos. La C. reinhardtii crece en los suelos húmedos y ha formado parte de numerosas investigaciones para desarrollar, por ejemplo, biocombustibles o productos farmacéuticos, y es la primera vez que revelan que tiene beneficios para la salud, aunque los propios autores advierten que se debe seguir investigando al respecto.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD