PUBLICIDAD

Una analítica diferencia entre anorexia y delgadez constitucional

Un sencillo análisis de sangre puede facilitar el diagnóstico de anorexia en mujeres jóvenes con bajo peso, al ayudar a determinar si la paciente sufre este trastorno alimentario o tiene una constitución delgada.
Escrito por: Eva Salabert

21/03/2018

Mujer realizando un análisis de sangre a una chica muy delgada

El estradiol es el marcador que distingue si el bajo peso se debe al trastorno alimentario o a la constitución.

Una investigación en la que han participado más de 150 mujeres jóvenes ha revelado que los niveles de la hormona tiroidea en la sangre pueden servir para diferenciar si la paciente sufre anorexia nerviosa o si su delgadez es constitucional, con una elevada sensibilidad y especificidad. Esta prueba resulta muy útil para diagnosticar este trastorno de la conducta alimentaria, ya que los criterios psicológicos no siempre permiten distinguir ambas condiciones.

Los autores del trabajo, cuyos resultados se han presentado en el European Psychiatric Association (EPA) 2018 Congress, analizaron a 40 pacientes con anorexia nerviosa, 56 mujeres con una constitución delgada, y otras 54 con peso normal que actuaron como grupo de control. Evaluaron sus parámetros hormonales y nutricionales, y establecieron la anorexia nerviosa y la delgadez constitucional de acuerdo a los criterios del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV).

Criterios del DSM-IV y el DSM-5 para diagnosticar la anorexia

Los criterios del DSM-IV para distinguir la anorexia de la delgadez, son que las mujeres jóvenes con un IMC (índice de masa corporal) menor de 18,5 kg/m2 que padecen esta enfermedad presenten un trastorno alimenticio, resistencia a la ingesta de alimentos y amenorrea, mientras que si la delgadez es una característica de su constitución no deben presentar trastornos alimenticios, ni desnutrición, ni resistencia al aumento de peso, ni amenorrea. Al introducir el DSM-5, sin embargo, se eliminó el criterio de amenorrea, por lo que es más fácil confundir estos casos.

Un nivel de T3 libre inferior a 3,3 pmol/l indicaría que una mujer joven y delgada padece anorexia nerviosa con desnutrición

Las participantes en el estudio contestaron cuestionarios psiquiátricos para identificar marcadores que concordaran con los criterios del DSM-5. Los investigadores analizaron entonces la curva de características operativas del receptor (curva ROC), y comprobaron que para diferenciar la anorexia de la delgadez constitucional solo se podía emplear la subescala de alimentación restringida del Dutch Eating Behaviour Questionnaire, que mostró una especificidad del 94% y una sensibilidad del 95%.

Una de las autoras del estudio, la Dra. Natacha Germain, investigadora del Endocrinology and Eating Disorders Reference Center en el Centre Hospitalier Universitaire de Saint-Étienne (Francia), ha explicado que se trata de solo un aspecto en un cuestionario complejo, que puede estar sesgado a veces por la negación, y que además la disponibilidad de esta herramienta es muy baja en la práctica clínica.

Biomarcadores en el diagnóstico de anorexia

Los resultados mostraron que el estradiol era el mejor marcador para distinguir si el bajo peso se debía al trastorno alimentario o a la constitución de la mujer (sensibilidad y especificidad del 87% y 80%, respectivamente con un punto de corte de 24). Y la leptina también resultó muy apropiada para este fin (especificidad 80% y sensibilidad 84%, en un punto de corte de 2,58).

Estas hormonas, sin embargo, no son fáciles de usar como biomarcador en este contexto, por lo que los investigadores siguieron buscando y observaron que los niveles libres de la hormona tiroidea triyodotironina (T3) serían útiles para diferenciar a estos grupos de pacientes, ya que alcanza una sensibilidad del 80% y una especificidad del 91%–con un límite de 3,3 pmol/l (p < 0,0001)–, y la prueba para determinar sus niveles es económica y accesible.

Según la Dra. Germain, en el caso de que una mujer joven y delgada tenga un nivel de T3 libre inferior a 3,3 pmol/l, esto indicaría que padece anorexia nerviosa con desnutrición, que constituye un marcador biológico objetivo para establecer el diagnóstico, especialmente cuando no se dispone de un historial del peso de la paciente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD