Los esteroides anabólicos para ganar masa muscular dañan el hígado

Descubren cómo dañan el hígado los esteroides anabólicos que se consumen para ganar masa muscular, lo que ayudará a estudiar las lesiones hepáticas que causan ciertos fármacos y a prevenir el fallo hepático fulminante.
Escrito por: Eva Salabert

30/01/2020

Hombre pinchándose esteroides

Los esteroides anabólicos son hormonas sintéticas que consumen habitualmente algunas personas que entrenan en el gimnasio con el objetivo de ganar masa muscular, y cuyo abuso puede provocar problemas de salud, como trastornos cardiovasculares. Ahora, un nuevo estudio ha comprobado que epistane, uno de estos productos que ya fue retirado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), provoca colestasis, una enfermedad que se caracteriza por una disminución o ausencia del flujo normal de la bilis desde el hígado hasta el duodeno.

La investigación ha sido realizada por el CIBER de Enfermedades Hepáticas y Digestivas (CIBEREHD) del grupo de José Vicente Castell en el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe de Valencia, y no solo ha demostrado los mecanismos por los que el epistane produce daños hepáticos, sino que también abre una nueva vía para estudiar las lesiones que causan en este órgano determinado tipo de medicamentos.

El estudio ayuda a comprender mejor la colestasis inducida por medicamentos que afecta al 35-50% de los pacientes con una lesión tóxica en el hígado por consumo de fármacos

Los resultados del estudio, que se han publicado en Archives of Toxicology, demuestran que esteroides anabólicos de este tipo incrementa la síntesis de ácidos biliares conjugados al inducir los niveles de CYP8B1, una enzima involucrada en dicha síntesis, y esto contribuye a que aumenten los ácidos biliares en el hígado, y al dificultar su adecuada eliminación por la bilis, se desarrolla la colestasis.

Los científicos analizaron el perfil de los ácidos biliares de hombres jóvenes que sufrieron colestasis tras consumir epistane e ingresaron en el Hospital La Fe de Valencia, y observaron un incremento de más de 60 veces en la concentración de ácidos biliares en la sangre.

Comprender por qué ciertos fármacos causan colestasis

Se estima que alrededor del 6% de los deportistas que acuden al gimnasio con regularidad –unas 20.000 personas en España– consumen esteroides para mejorar su musculatura, pero los hallazgos del trabajo no solo son relevantes para concienciar a estos consumidores de los peligros que tienen estos productos para su salud, sino que también han permitido comprender mejor los mecanismos de la colestasis inducida por medicamentos que se detecta en el 35-50% de los pacientes que sufren una lesión tóxica en el hígado a causa del consumo de fármacos.

Ramiro Jover, investigador del CIBERHD y coordinador del estudio, ha explicado que han encontrado una nueva vía para estudiar la colestasis inducida por fármacos, una enfermedad que puede deteriorar el funcionamiento del hígado significativamente, e incluso provocar un fallo hepático fulminante que requiera un trasplante. Y añade que ya que aún no se dispone de un tratamiento específico para evitarlo, sus hallazgos podrían contribuir al desarrollo de nuevas terapias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD