PUBLICIDAD

Inducir el parto en la semana 41 puede evitar riesgos al bebé

Cuando la mujer aún no ha dado a luz en la semana 40ª de gestación, provocar el parto en la semana 41ª en lugar de la 42ª presenta menos riesgo para la vida del bebé, según un estudio realizado en Suecia.
Escrito por: Caridad Ruiz

22/11/2019

Mujer después del parto

Un estudio realizado en la Universidad de Gothenburg (Suecia) y publicado en The British Medical Journal afirma que la vida del bebé corre menos riesgo si el parto se provoca en la semana 41ª de gestación y no en la 42ª. De hecho, esta investigación tenía previsto analizar los partos de 10.000 mujeres, pero se acabó antes de los previsto y se centró solo en 2.760 embarazadas porque en el grupo de mujeres a las que la inducción del parto se retrasó a la semana 42ª nacieron cinco bebés muertos.

Cuando una embarazada no se pone de parto superadas las 40 semanas de gestación, los ginecólogos recomiendan provocarlo, ya que a partir de entonces la placenta deja de funcionar correctamente y el feto puede no recibir los nutrientes que necesita. Algunos médicos aconsejan inducirlo en la semana 41ª de gestación, y otros mantener una espera expectante para que la mujer se ponga de parto por sí misma.

Los bebés cuyo parto indujeron en la semana 42 tuvieron más riesgo

Los embarazos de las 2.760 mujeres participantes del estudio sueco eran gestaciones únicas y de bajo riesgo. Estuvieron ingresadas en 14 maternidades entre los años 2016 y 2018 y a la semana 40ª aún no se habían puesto de parto. Al azar, a la mitad de ellas se les incluyó en un grupo para provocarles el parto en la semana 41ª de gestación. El 86% de las mujeres de este grupo tuvieron que ser inducidas, mientras que en el resto el parto comenzó de forma natural. El segundo grupo, 1.379 mujeres, se les planificó la inducción en la semana 42ª y finalmente un 33% de las madres necesitaron ayuda para iniciar el parto.

Cuando la madre en la semana 41ª aún no ha dado a luz, mantener una actitud expectante, según este estudio, puede ser peligroso

En la investigación se comprobó que mientras que en el grupo de niños nacidos en la semana 41ª no se produjo ninguna muerte neonatal, cinco bebés nacieron muertos y otro perdió la vida poco después del nacimiento en el que se esperó a la semana 42ª. Precisamente por estos resultados, el estudio se finalizó antes de tiempo. También se analizó si la salud materna se había resentido por dar a luz en una semana o en otra, pero no se encontraron diferencias, y la proporción de parto por cesárea o instrumentales (fórceps o ventosas) fue la misma en ambos grupos.

Otros estudios previos ya habían revelado resultados semejantes. Una investigación de la Universidad Adelaide (Australia), asoció provocar el parto en la semana 41ª con un 67% menos de riesgo de muerte neonatal. En este estudio se revisaron los datos de 30 ensayos con más de 12.000 embarazadas, realizados en España, EE.UU. Reino Unido, China, entre otros. En esa ocasión comparaban los resultados de los hospitales que inducen el parto cuando a la semana 41ª aún no se ha producido y los que prefieren esperar a que se desencadene de forma natural.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD