PUBLICIDAD

Una dieta materna alta en grasas altera el desarrollo cerebral fetal

Las mujeres que siguen una dieta rica en ácidos grasos poliinsaturados omega 6 durante el embarazo podrían causar daños en el desarrollo cerebral del feto, lo que podría provocarles trastornos psiquiátricos en el futuro.
Escrito por: Natalia Castejón

20/11/2019

Embarazada tomando grasas

Seguir una dieta en el embarazo que cumpla con los requerimientos necesarios es clave para el correcto desarrollo fetal, e igual de importante es vigilar posibles excesos o nutrientes que puedan derivar en alguna complicación de la gestación. Es el caso de llevar una alimentación con presencia de grandes cantidades de ácidos grasos poliinsaturados omega 6 –incluidos en embutidos, productos cárnicos o bollería y pastelería– que podría tener graves consecuencias para la descendencia, según revela un estudio realizado por miembros del Medical University of Vienna (Austria), que ha descubierto en modelos animales que las dietas ricas en grasa durante la gestación podrían hacer que los hijos fuesen más proclives a desarrollar trastornos psiquiátricos en el futuro.

La investigación se ha publicado en la revista Molecular Psychiatry después de examinar los efectos de las dietas con exceso de grasa en modelos de células y en ratones. Los resultados indicaron que llevar este tipo de alimentación durante la gestación provoca un exceso de producción de cannabinoides endogénicos, llamados endocannabinoides, tanto en la madre como en el feto.

Los endocannabinoides facilitan la comunicación cerebral

Esta sustancia es producida de manera natural por el cuerpo, pues forma parte del sistema endocannabinoide, y su principal función es facilitar la comunicación base en el cerebro y en otros órganos. Sin embargo, en abundancia puede saturar los receptores de cannabinoides en el cerebro de los bebés y afectar de manera negativa a su correcto desarrollo.

Los autores advirtieron que los daños que se producen en el bebé por la dieta rica en grasas de la madre son irreversibles

Esta alteración en la formación de las conexiones cerebrales podría impedir, según los investigadores, que se lleven a cabo las funciones de manera correcta y que la descendencia sea más proclive a desarrollar trastornos psiquiátricos, como trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), ansiedad o esquizofrenia.

Tibor Harkany, uno de los investigadores del estudio ha expuesto que silenciar constantemente los receptores de cannabinoides cambia los programas epigenéticos de las células nerviosas que han sido afectadas, lo que hará que estén limitadas a la hora de comunicarse con otras. Además, advierten de que el daño producido en el feto es irreversible por lo que lo mejor para evitarlo es cuidar la alimentación durante esta etapa de la vida.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD