Tomar AINE pasadas las 20 semanas de embarazo puede dañar al feto

La FDA alerta de que tomar medicamentos antinflamatorios no esteroideos (AINES) a partir de la semana 20 de embarazo podría causar complicaciones renales en los fetos y carencia en los niveles de líquido amniótico.
Escrito por: Natalia Castejón

16/10/2020

Riesgo de AINES en la semana 20

Durante el embarazo hay que prestar especial atención a los medicamentos que se consumen, pues algunos pueden interferir con el correcto desarrollo del bebé. La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) ha dado a conocer un comunicado en el que alertan de que los medicamentos antinflamatorios no esteroideos (AINE) tomados durante la gestación podrían provocar complicaciones renales en el feto.

Al parecer, tomar este grupo de fármacos, entre los que se encuentran la aspirina, el naproxeno, el ibuprofeno, el celecoxib o el diclofenaco, después de la semana 20 de embarazo se ha relacionado con problemas renales en los bebés, que derivan en niveles bajos de líquido amniótico y complicaciones en el embarazo.

Los antinflamatorios tomados después de la semana 20 de gestación provocan daños renales en los fetos y hacen que no generen los niveles suficientes de líquido amniótico

Estos resultados se encontraron tras identificar 35 informes de bebés con estas características y cuyas madres habían tomado AINE en la gestación. Dos de ellos fallecieron con un diagnóstico de insuficiencia renal y niveles bajos de líquido amniótico y otros tres bebés murieron también de insuficiencia renal pero sin niveles bajos de líquido amniótico.

La FDA pide cambios en el etiquetado

Los expertos han comunicado que en la mayoría de los casos los problemas generados por el consumo de estos medicamentos por parte de las madres se revertían en un plazo de entre 3 y 6 días después de suspender el tratamiento. Esto parece explicarse porque los fetos comienzan a generar el líquido amniótico tras 20 semanas de gestación, y cuando la madre ingiere antinflamatorios provoca en él el oligohidramnios, niveles insuficientes de este líquido vital.

Según explican desde la FDA, el oligohidramnios se puede detectar en los fetos después de que sus madres tomen AINE durante días o semanas, pero advierten que se han dado casos observados después de solo dos días de medicación.

La FDA ha lanzado una advertencia a las mujeres embarazas y ha pedido que se realicen cambios en el etiquetado de estos fármacos para indicar esta posible complicación en la salud del feto. Además, exigen que no se prescriban estos medicamentos a mujeres embarazadas entre la semana 20 y 30 de gestación.

A pesar de esta nueva advertencia, existe una excepción, pues la aspirina en dosis bajas –unos 81 mg− sigue siendo un tratamiento habitual y correcto para las embarazadas. Los expertos también han explicado que si un médico cree que es absolutamente necesario la toma de este tipo de medicamentos en una gestante se recete la dosis efectiva más baja y durante el menor tiempo posible.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD