PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Crean una tecnología para el diagnóstico rápido del ojo seco

Una nueva prueba, portátil y económica, diagnostica el síndrome del ojo seco de manera rápida y sencilla con muestras diminutas de lágrimas, lo que podría mejorar la detección precoz de la enfermedad, clave para tratarla.
Mujer mayor echándose lágrimas artificiales para el ojo seco

Una de las ventajas de este método es que se necesita una diminuta muestra de lágrima.

06 de Noviembre de 2017

En los últimos años ha aumentado la incidencia del síndrome del ojo seco. Por ello, los investigadores del grupo de Óptica, Fotónica y Biofotónica de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) han desarrollado un nuevo método diagnóstico que permite analizar de manera in vitro concentraciones diminutas de material biológico, y que ha resultado eficaz en la detección precoz del ojo seco, avalado por un estudio publicado en la revista Sensors.

El nuevo sistema cuenta con el óptico de lectura Point-of-Care (PoC) junto con la tecnología patentada por los investigadores, que permite analizar muestras de tan solo un microlitro. Esto es importante porque el ojo seco se manifiesta en la composición de las lágrimas, pues en ellas varían determinadas proteínas, y las muestras de este tipo de fluidos son de muy poco volumen, ya que hay que recordar que el gran problema de este trastorno es la incapacidad para producir lágrimas.

La nueva tecnología analiza los cambios en la composición de las lágrimas, concretamente la variación de unas proteínas que indican el síndrome del ojo seco

El nuevo aparato diagnóstico cuenta con una superficie óptica con sensores, y es capaz de determinar cuántas moléculas biológicas hay en la superficie y analizar cada una de ellas, todo ello sin la necesidad de ningún marcaje, como enzimas o fluoróforos, para ampliar la respuesta. Esto es conocido como ‘label-free’, y es la clave del bajo coste de esta prueba en comparación con el resto de las que se realizan para detectar la enfermedad.

Un método diagnóstico portátil, de fácil manejo y más económico

Frente a los métodos utilizados hasta ahora para el diagnóstico del ojo seco, la nueva tecnología tiene dos ventajas clave. Una de ellas es que el dispositivo que analiza las muestras es portátil, por lo que se puede utilizar en cualquier consulta médica, e incluso trasladarse en caso de que sea necesario.

Otra de las utilidades de esta prueba es que es muy fácil de realizar y no se necesita una especialización para llevarla a cabo, por lo que cualquier doctor puede realizarla en consulta de una manera mínimamente invasiva y en un breve periodo de tiempo. Hay que añadir que las lágrimas también contienen sales, grasas, y otros componentes que pueden obstaculizar la obtención de un resultado fiable; para evitarlo, en el nuevo método se logra la detección única de la proteína relacionada con el ojo seco, la llamada Matrix metallopsidase 9.

Beatriz Santamaría, principal autora del estudio, asegura que esta nueva tecnología podría ser empleada para diagnosticar otras enfermedades mediante la saliva o la sangre, y que incluso podría saltar a otros ámbitos como la alimentación o la agricultura. Además, el equipo ya se encuentra trabajando con otros dos biomarcadores que ayudarían en el diagnóstico de la enfermedad del ojo seco y permitirían crear un kit de detección fiable de este trastorno.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

89%
de los cuidadores de una persona dependiente en España son mujeres
'Fuente: 'Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG)''