PUBLICIDAD

Andropausia, la menopausia masculina
Alrededor de los 50 años los hombres pueden comenzar a experimentar andropausia, una serie de alteraciones asociadas a la bajada de la producción de testosterona. Te explicamos sus síntomas y cómo aliviarlos.
Escrito por Marina García, Periodista, experta en salud y tercera edad

Síntomas de la andropausia y cómo se diagnostica

Síntomas de la andropausia

Las alteraciones del sueño y del apetito sexual son síntomas de la andropausia.

Como le ocurre a las mujeres con la menopausia, los síntomas de la andropausia varían considerablemente de unos hombres a otros (muchos ni siquiera se enteran de la bajada de la testosterona), pero los más frecuentes son los siguientes:

Ante el padecimiento de la mayoría de estos síntomas de andropausia se aconseja al varón acudir al médico para que realice un diagnóstico adecuado, y así pueda determinar si es necesario prescribir al paciente un tratamiento individualizado.

Diagnóstico de la andropausia

Aunque el término ‘andropausia’ no se ha comenzado a utilizar hasta hace poco tiempo, en investigaciones médicas de la década de los cuarenta ya se describían sus síntomas. Sin embargo, la falta de métodos para diagnosticar este trastorno, y la falta de atención y preocupación que suscita en los propios afectados, ha provocado que se quedase al margen en las consultas médicas.

Hoy en día cuando un paciente explica los síntomas que tiene al especialista, este ya los asocia con la andropausia y solicita pruebas de sangre que verifiquen el descenso de hormonas. El problema es que no se ha establecido el nivel adecuado de testosterona dependiendo de la edad del afectado; además, hay hombres que con niveles bajos de esta hormona no presentan síntomas, mientras que otros con mayor cantidad sí notan sus efectos. Por lo general, tener menos de 200 ng/dL (nanogramos de decilitro) se considera baja.

Junto con el análisis de sangre, el profesional sanitario tendrá que revisar otros parámetros que también pueden hacer sospechar la llegada de la andropausia, como es tener elevadas la presión arterial y la glucosa en sangre. Algunas preguntas para averiguar cómo se encuentra el paciente también resultan útiles, como:

  • ¿Ha disminuido tu apetencia sexual?
  • ¿Te falta energía para realizar las actividades cotidianas?
  • ¿Notas que tienes menos fuerza física?
  • ¿Crees que has perdido altura?
  • ¿Te sientes triste y apático?
  • ¿Tienes problemas de erección?
  • ¿Has notado que ha bajado tu capacidad de resistencia al practicar deporte?
  • ¿Te quedas dormido después de cenar?

Si la mayoría de las respuestas a estas preguntas son afirmativas, junto con los resultados de la analítica, se puede realizar el diagnóstico de andropausia en el hombre.

Actualizado: 17 de Mayo de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD