PUBLICIDAD

Bebés y niños
Hijos introvertidos
Los niños introvertidos prefieren la compañía de pocas personas, pero tienen habilidades sociales. Te explicamos cómo diferenciar la introversión de la timidez, y ayudar a tu hijo a mejorar sus relaciones con los demás.
Escrito por Celia Rodríguez Ruiz, Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil

Consejos para saber tratar al niño introvertido

Madre dando consejos a su hijo introvertido

Hay que evitar forzar a los niños introvertidos a que socialicen.

Los niños introvertidos suelen ser incomprendidos, porque con frecuencia son juzgados como tímidos, antipáticos, y hasta maleducados u hostiles. Y también es habitual que se sientan presionados para interactuar con los demás, tener amigos y relacionarse.

Los padres suelen preocuparse cuando sus hijos no se relacionan con los demás, prefieren estar solos, y parecen no disfrutar de la compañía de otros niños. Esta preocupación, aunque lógica, puede convertirse en un problema y provocar dificultades al menor, por lo que es muy importante que las familias comprendan las características y la forma de ser del niño introvertido para facilitar su desarrollo. Te damos algunos consejos para que ayudes a tu hijo introvertido:

  • Evita las etiquetas. La introversión es un rasgo de la personalidad, algo que define a tu hijo, y que no puede evitar ni necesita corregir. Cuando le etiquetas, juzgas, o comparas, estás enviando un mensaje que puede hacerle daño. En lugar de eso, debes comprenderle y aceptarle tal y como es. Recuerda que la introversión no es algo malo o problemático, y que es importante no hacer sentir al niño como si lo fuese. Las etiquetas del tipo “tímido”, “callado” o “vergonzoso”, pueden dañar el autoconcepto del pequeño y afectar a su autoestima.
  • No fuerces ni presiones al niño para relacionarse o socializarse. Con mucha frecuencia los niños introvertidos se ven obligados a ser extrovertidos, y esta presión e incomprensión suelen conducir a situaciones forzadas que pueden tener consecuencias negativas, como el desarrollo de miedos, ansiedad, y problemas de socialización e interacción.
  • Fomenta el desarrollo de sus habilidades sociales. Aunque tengan habilidades para relacionarse, a veces las personas introvertidas pueden parecer hostiles a los que no les conocen, y esto puede causarles dificultades. No se trata de forzarles para que se relacionen, pero sí de proporcionarles recursos para que puedan interaccionar con los demás de manera asertiva, o elegir la soledad sin parecer maleducados o groseros. La introversión no es algo patológico, pero puede requerir el desarrollo de habilidades sociales.
  • Prueba a ensayar situaciones sociales con el niño y a practicar diferentes tipos de respuestas a esas situaciones.
  • Acepta su forma de ser y respeta sus momentos de soledad y de reflexión. Los niños introvertidos necesitan estar solos, disfrutan de la introspección, y es importante entender y favorecer esto. Es bueno que tengan espacios para poder estar solos, y tiempo para ello. 

Actualizado: 17 de Enero de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD