PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Zapatillas de trail running, claves para su compra
El terreno, el clima, la distancia o tu propio cuerpo son factores claves a tener en cuenta a la hora de escoger las zapatillas de trail running perfectas para entrenar o competir. Te echamos una mano en la elección.
Escrito por Jonatan Simon, Atleta y probador de calzado deportivo

El peso del corredor en la elección de zapatillas de trail running

El primer punto que hay que conocer a la hora de elegir una zapatilla, ya sea de trail running o de running, es a uno mismo, cuáles son nuestras características, nuestras particularidades, nuestra experiencia con otro calzado, lesiones, etcétera. En este sentido, nuestro peso va a ser un factor importante, no es lo mismo pesar 60 kgs que 80 kgs. Hay trail runners de todo tipo, pero tranquilos, hay zapatillas para todo tipo de trail runners.

La gente más liviana (menos de 70 kgs) por lo general va a poder encontrar en el mercado zapas más ligeras, pero suficientemente amortiguadas, como por ejemplo la serie Sense de Salomon, las Puregrit de Brooks, las Wildhorse de Nike, Altra Superior… Como veis existen muchos modelos para este tipo de corredores. En general, este tipo de zapatillas suelen estar por debajo de los 300 gramos de peso, tienen un chasis y un upper (parte superior a la suela) menos robustos, pero son más flexibles y rápidas.

Los corredores de entre 70 y 85 kgs son considerados como la clase media, ya que son la mayoría de corredores del pelotón, y es por tanto normal que sean los que más posibilidades tienen en el mercado a su disposición. Este tipo de trail runners por lo general utiliza las zapatillas más conocidas, modelos amortiguados pero sin tener un peso muy elevado, sin llegar a ser zapatillas ligeras mantienen unas buenas dosis de agilidad, agarre, estabilidad… digamos que lo hacen todo bien pero sin llegar a ser zapatillas demasiado rígidas o protegidas. Entre los múltiples modelos que un corredor de este peso puede utilizar se encuentran las Brooks Cascadia, las New Balance 1210 Leadville, Altra Lone Peak, Asics Fuji Trabucco y un largo etcétera.

Los runners de más de 85 kgs necesitarían irse a zapatillas más protegidas y robustas, esto siempre a priori, luego la técnica de cada uno, la distancia a correr, etcétera, pueden cambiar la elección. Cuanto más corta la carrera más ligera puede ser la zapatilla, pero en lo que se refiere al peso, un corredor de más de 85 kgs deberá pensar en adquirir modelos robustos, con mucha estabilidad, mucha amortiguación y que garantice una durabilidad para sus condiciones mínimamente aceptable. Un corredor de 90 kgs con unas zapatillas ligeras apenas le podrá hacer 200 kms a esa zapatilla, en cambio con un modelo adecuado a su peso podrá hacer hasta el triple de kilómetros. Dentro de los modelos preparados para este tipo de corredores de peso alto están las Hoka Mafate y Stinson, las Altra Olympus, las Salomon Slab XT o las Lasportiva Ultra Raptor.

Actualizado: 9 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD