PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Zapatillas de trail running, claves para su compra
El terreno, el clima, la distancia o tu propio cuerpo son factores claves a tener en cuenta a la hora de escoger las zapatillas de trail running perfectas para entrenar o competir. Te echamos una mano en la elección.
Escrito por Jonatan Simon, Atleta y probador de calzado deportivo

El terreno, clave al escoger zapatillas de trail running

El trail running puede ser muy diverso en cuanto a los terrenos en los que se puede disputar una prueba, hay carreras embarradas, otras donde la mayor parte del tiempo se corre por pistas forestales en buen estado, en otros casos hay grandes desniveles con terrenos rocosos o en muchos casos veremos una mezcla de todos estos.

Tenemos que saber para qué vamos a utilizar la zapatilla, para entrenar, para competir o para ambas cosas. Dependiendo de nuestros ritmos, nuestros objetivos y nuestro dinero quizá optemos por un par de zapatillas para entrenar y otras para la competición y entrenamientos de calidad, en cualquiera de los casos tendremos que conocer los terrenos por los que esa zapatilla se va a mover e intentar escoger un modelo capaz de responder con garantías en esas situaciones. Lógicamente si un trail tiene 80 km por pista y 10 km por terreno rocoso primaremos la comodidad de la pista, pero sin escoger un modelo endeble con el que suframos sobre roca. Como veis hay que analizar por donde solemos entrenar o cómo van a ser las competiciones que vamos a realizar y escoger acorde a los terrenos. En este sentido, debéis tener en cuenta lo siguiente:

Terrenos con barro

Por lo general estas pruebas son trails de tierra y hierba, que por condiciones climáticas se convierten en barrizales, generalmente en el norte de España o en climas húmedos es donde más se suele dar. En estos terrenos lo que prima son zapatillas con taqueado muy marcado en la suela, con tacos largos y separados entre sí, poco a poco se está creando o asentando una categoría conocida como Soft Trail o Soft Ground, en la que se encuadrarían todas las zapatillas aptas para terrenos blandos como hierba o barro, nos referimos a modelos como la serie Mudclaw de Inov8, las Salomon Fellraiser o Speedcross, las XT de Adidas…

Este tipo de zapatillas de trail evita que la suela se llene de barro, ya que la separación entre tacos y la vibración de estos evita que el barro se quede atorado en la suela. Muchos corredores suelen elegir zapatillas con membrana impermeable tipo Goretex para este tipo de carreras, sobre todo cuanto más barro haya y menor distancia tenga la prueba mejor funcionará una membrana de este tipo, especialmente en climas fríos.

Pistas forestales y caminos

La mayoría de los trails o la mayoría de los kilómetros de los trails se disputan en caminos, pistas forestales, senderos o zonas abiertas con un firme consistente, es por ello que la mayoría de corredores suele utilizar modelos de este tipo, de ahí que sean los más vendidos y conocidos.

Este tipo de zapatillas no solo son útiles en pistas, bosque y sendero, sino que en muchos casos también se defienden en terrenos más complicados, con algo de barrillo o algo de roca; en el caso que ponía antes de un trail 80%-20% o incluso en un trail donde el 70% sean pistas y el resto sea roca o barro no muy complicado podríamos usar un modelo de este grupo.

Dentro de este conjunto tenemos las zapatillas polivalentes, que cuentan con bastantes tacos marcados, generalmente con forma de Chevron, pero cuya suela y mediasuela no son tan rígidos como los modelos de roca o tan faltas de amortiguación como los modelos de barro, las zapatillas polivalentes son amortiguadas, agradables y responden bien puntualmente al salirnos de la pista o del terreno firme, modelos como las Saucony Xodus, Brooks Cascadia, NB 1210 Leadville, las Adidas Raven o Riot, Mizuno Kazan o Hoka Challenger ATR son modelos que cumplen todas estas características y que por ello son las más vendidas y utilizadas.

En el otro subsegmento nos encontraríamos las zapatillas más pisteras, son modelos similares a los anteriores pero que son más cómodas, agradables y ligeras, de hecho muchas de estas entrarían en el grupo de modelos para gente ligera. Son modelos con un taqueado menos agresivo y polivalente, los tacos son más blandos, pequeños y numerosos, son zapatillas que van muy bien por caminos, pistas, hierba seca e incluso algo de asfalto, son las llamadas Door 2 Trail o Mixtas; modelos como las Brooks PureGrit, Salomon Sense Link o XScream 3d, Merrell Mix Master Move, Skechers GoRun Ultra o cualquier modelo de running con versión trail, como las Adrenaline ASR o las Under Armour Speedform XC.

Terrenos con roca

Existen trails muy rocosos y generalmente con mucho desnivel, son trails muy técnicos y difíciles que requieren experiencia previa en el mundillo y buena técnica y conocimientos. El calzado adecuado para este tipo de terrenos suele tener una suela muy robusta, con caucho de mucha dureza, un taqueado fuerte y marcado para agarrarse a la roca sin que esta lo arranque, y suelen tener una placa antiroca en la mediasuela y por lo general poca amortiguación y mucho peso. Además el upper que envuelve el pie suele ser más grueso y resistente.

No es sencillo elegir este tipo de calzado pues suele ser el menos agradable y el más exigente con el pie y la musculatura, por lo que mucha gente tiende a utilizar zapas polivalentes algo más firmes a pesar de que las someterán a mucho desgaste, los más expertos, gente con más técnica o gente acostumbrada a lidiar con este tipo de trails de continuo tienen en el mercado modelos agresivos aptos para correr trails muy rocosos, por ejemplo las Dynafit Feline x7, Lasportiva Helios, Adidas Response TR Boost o la serie Trailroc de Inov8.

Actualizado: 9 de Enero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD