PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Asocian la actividad física con una mayor esperanza de vida

Un estudio revela que existe una relación directa entre el nivel de actividad física y la esperanza de vida, de tal forma que las personas que practican ejercicio regularmente podrían vivir entre 3,4 y 4,2 años más.
Ejercicio para aumentar la esperanza de vida

El ejercicio aumenta la esperanza de vida.

06 de Junio de 2013

Un estudio revela que existe una relación directa entre el nivel de actividad física y la esperanza de vida. Así, las personas físicamente activas, que practican ejercicio físico con regularidad, pueden vivir entre 3,4 y 4,2 años más dependiendo de la intensidad y duración del ejercicio que realicen.

La investigación, que se ha publicado en ‘Plos Medicine’, tenía como objetivo determinar la relación entre la práctica de ejercicio físico en la edad adulta y el aumento de la esperanza de vida, y se ha basado en datos procedentes de seis estudios que forman parte del Consorcio de Cohortes del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, en los que se analizaba el IMC (índice de masa corporal) y la actividad física de más de 600.000 personas mayores de 40 años.

Las personas que realizaban ejercicio de forma moderada, como caminar rápido durante 150 minutos a la semana, podían incrementar su esperanza de vida hasta 3,4 años

Los autores del trabajo clasificaron la actividad física de los voluntarios en diversos niveles atendiendo a su frecuencia e intensidad, y observaron que las personas que realizaban ejercicio de forma moderada, similar a caminar rápido durante el tiempo mínimo o algo superior al recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) –unos 150 minutos a la semana–, podían incrementar su esperanza de vida hasta 3,4 años. En el caso de aquellos cuya actividad física doblaba la recomendación de la OMS, podían llegar a alargar su vida 4,2 años.

Estudios anteriores ya habían mostrado que mantenerse físicamente activo se relacionaba con una mayor longevidad, pero hasta el momento no se había evaluado la diferencia en la esperanza de vida entre personas con exceso de peso que son físicamente activas, y aquellas que son sedentarias pese a que su peso sea normal, y en el nuevo estudio se ha tenido en cuenta también cómo influye la actividad física en la esperanza de vida según el peso de cada individuo.

A este respecto, los investigadores comprobaron que los que presentaban un peso normal y hacían ejercicio regularmente, podían incrementar su esperanza de vida hasta 7,2 años en comparación con las más obesas –IMC >35,0– e inactivas, por lo que lo más recomendable es evitar el sedentarismo y mantener la línea.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD